Niños que juegan videojuegos desarrollan mejor sus funciones cerebrales al crecer

Los videojuegos tienen un impacto positivo en el desarrollo de los niños.

Un estudio elaborado por la Universitat Oberta de Catalunya mostró que los niños que juegan videojuegos a temprana edad podrían tener un mejor desarrollo en sus funciones cerebrales al crecer. De acuerdo con los científicos, las personas que solían jugar al menos unas cuantas horas por semana antes de los 14 años podrían tener un mejor desarrollo cognitivo durante su crecimiento.

Son más buenos para el cerebro de lo que pensamos

El estudio de la Universitat Oberta de Catalunya descubrió que los videojuegos ayudan al desarrollo de la memoria, el entendimiento del espacio tridimensional y el tiempo de respuesta a estímulos. Uno de los descubrimientos más interesantes es que los niños que solían jugar videojuegos desarrollan esas habilidades de por vida, independientemente de que de adultos ya no los jueguen.

Para la investigación se comparó dos grupos de adultos, uno compuesto por personas que habían jugado videojuegos de niños y otro que no. A ambos grupos se les hizo un cuestionario para medir sus habilidades cognitivas, posteriormente se les puso a jugar Super Mario 64 una hora y media diaria durante diez días. Pasado este tiempo se les volvió a hacer una prueba. Luego de quince días sin jugar videojuegos se les volvió a examinar.

Los adultos que no solían jugar videojuegos salieron más bajos en el primer examen, sin embargo se recuperaron para la segunda, y ambos grupos mostraron resultados similares cuando se les realizó la segunda prueba.

Eso llevó a los científicos a la conclusión de que los videojuegos proporcionan un impulso cognitivo en las personas que nunca los habían jugado. Por su parte los que sí, parece que nunca perdieron ese desarrollo “extra” ganado por esas intensas partidas de Street Fighter II.

Videojuegos, más populares que nunca

Quién no ha escuchado aquel común prejuicio según el cual los videojuegos pueden tener un impacto más negativo que positivo en nuestras vidas. Muchos hemos escuchado desde pequeños que los videojuegos nos vuelven violentos, que son malos para la salud, que son una pérdida de tiempo y muchas cosas más.

Pero nada de eso es verdad. De hecho los videojuegos se han vuelto uno de los medios de entretenimiento más populares entre chicos y grandes, al grado que casi la mitad de la población mundial usa una consola, una PC y hasta su smartphone para jugar.