Rusia planea la construcción de su propia estación espacial

La estación incluirá un módulo con Wi-Fi para turistas espaciales.
Estación Espacial Internacional. (Imagen: NASA)

Rusia dio a conocer su proyecto para construir su propia estación espacial en los próximos años. Esto no implicaría que los cosmonautas abandonen la Estación Espacial Internacional, pero sí que ese país tendrá una estación orbital de su propiedad a mediados de la década de 2020.

De acuerdo con Vladimir Solovyov, director de RSC Energia, la nueva estación rusa estaría tripulada por dos a cuatro personas y tendría de tres a siete módulos. Solovyov explicó que los astronautas trabajarían en la estación espacial por turnos para reducir su exposición a la radiación, así como los costos de operación. Además, la estación rusa podrá funcionar de forma autónoma.

La futura estación espacial monitoreará toda la superficie de la Tierra desde su órbita baja, con especial enfoque en la región del Ártico. Para ello se han propuesto dos ángulos de inclinación: la de 72 grados permitirá a la estación observar latitudes terrestres de hasta 80 grados, lo que le daría una vista más amplia de la superficie; por otro lado, una inclinación orbital de 98 grados daría la posibilidad de que todo el planeta pueda monitorearse desde la estación.

El doctor Andrei Ionin dijo a Sputnik que “nunca antes alguien ha instalado estaciones espaciales a esas inclinaciones; dichas órbitas son necesarias para la observación de la Tierra. Son convenientes porque el Sol está constantemente situado en un ángulo específico, lo que se conoce como órbita sincrónica solar, y el equipo de filmación debe calibrarse solo una vez”.

En octubre de este año, Soloviev informó que la nueva estación sería muy similar al diseño del Mir, una estación especial soviética que operó entre 1986 y 2001 y fue una especie de precursora de la Estación Espacial Internacional. Este nuevo modelo tendrá, además, un módulo comercial para alojar turistas espaciales con conexión Wi-Fi.

Su lanzamiento está previsto para después de 2024 con el cohete Angara-5.