Pérdida del cabello, una posible consecuencia del coronavirus

Una posible consecuencia a largo plazo del COVID-19.
(kalhh/Pixabay)

Aún quedan muchas preguntas por responder sobre el coronavirus, especialmente sobre las consecuencias que puede causar la enfermedad una vez que ha sido erradicada del cuerpo humano. Un nuevo estudio sugiere que un inesperado efecto podría resultar de la enfermedad: pérdida del cabello. Este resultado fue descubierto luego de analizar a casi medio millar de pacientes, quienes dijeron haber experimentado esta secuela después de curarse de Covid-19.

También te recomendamos: Cambio climático será peor que el coronavirus, asegura Bill Gates

Un estudio elaborado por la Escuela de Medicina de la Universidad de Indiana en Estados Unidos analizó casos de pacientes que habían sobrevivido al Covid-19. El estudio tenía como propósito general descubrir las secuelas que podrían presentar quienes se encontraban recuperándose del virus, lista que incluye toda clase de “síntomas en el cerebro, el cuerpo, los ojos, la piel” y otros “problemas frecuentes de salud que están experimentando las personas que se recuperan del COVID-19.”

Uno de los problemas que tuvo una frecuencia más alta de la esperada fue el de la pérdida de cabello. 423 pacientes dijeron haber experimentado esta situación. Se trata de un descubrimiento reciente que a penas se encuentra llamando la atención de la comunidad médica, por lo que no se ha estudiado a profundidad. Pero tampoco hay de que preocuparse.

Lo más probable es que se trate de un problema temporal, dijo Jeff Donovan, presidente de la Fundación Canadiense para la Pérdida de Cabello:

“El pronóstico le hace bien a muchas personas, pero la recomendación para la mayoría es que lo pasen por alto y continúen sin un tratamiento formal. Los pacientes siempre quieren hacer algo al respecto, pero la realidad es que esta situación se resolverá por sí misma por definición.”

No hay por qué alarmarse, aunque los expertos recomiendan asistir al médico si se observa un cambio importante en el estado de salud del paciente. Esta podría ser una de las numerosas consecuencias de la enfermedad, pero es algo de lo que estaremos seguros con el tiempo.

ANUNCIO