El fundador de SpaceX busca que los humanos seamos una especie multiplanetaria. 

Mucho se ha dicho en los últimos días con respecto al plan de Elon Musk para colonizar Marte mediante las naves de SpaceX. Hoy, tal como se esperaba, el millonario tecnológico se presentó en el 67° Congreso Internacional de Astronáutica, que se celebra en Guadalajara, Jalisco. Dentro de la ponencia Making Humans a Multiplanetary Species, Musk habló de los retos que necesitan ser resueltos para la creación de una colonia humana en Marte.

En la parte inicial de la conferencia, previo a la salida de Musk, se mostró el primer video oficial del Sistema de Transporte Interplanetario, mostrando cómo sería su despegue en Cabo Cañaveral, Florida. En el video vemos el uso de unos mejorados cohetes reutilizables, el despliegue de los paneles solares durante el viaje; el aterrizaje, los potentes motores Raptor, y muestra, en pocas palabras, un viaje desde la Tierra al planeta rojo.

La presentación técnica se centró en el desarrollo de la nave que prepara SpaceX y los apoyos necesarios de parte de los sectores industrial, gubernamental y científico para convertir en una realidad el proyecto. Todo con el fin de “volver a nuestra especie, una especie interplanetaria”.

“Tenemos dos opciones: quedarnos en la Tierra y extinguirnos un día, o viajar al espacio y convertirnos en una especie multiplanetaria”, señaló Elon Musk en Guadalajara.

Musk recordó que actualmente varios países, se encuentran trabajando en poner una colonia en la Luna, pero de acuerdo con Musk, no existe una verdadera razón detrás de colonizar nuestro satélite, debido a que sus condiciones atmosféricas no son propicias para la vida, caso contrario del planeta rojo. Marte tiene una atmósfera propicia para plantar vegetales, además de una gravedad al 37% de la Tierra, así como otros aspectos que no alejan tanto a nuestro vecino planetario de nuestro propio planeta.

muskulo

“No se puede crear una civilización autosustentable en Marte si el precio de la entrada es de 10 millones de dólares por persona”, dijo Musk.

El millonario tecnológico reconoció que, por lo menos inicialmente, sería muy caro viajar a Marte, pero confía en que, con el paso del tiempo y volviendo atractiva la vida en el planeta rojo, se abaratarían los costos por meras cuestiones económicas. Se necesitaría mano de obra, trabajos de todo tipo, y realizar vuelos constantes (con cohetes reutilizables) para poder volver realidad el sueño de tener una civilización autosustentable en Marte.

Por si fuera poco, también estimó que, debido a que no existe petróleo en Marte, sería necesario usar la atmósfera del planeta para producir combustible usando como base metano e hidrógeno. Si se consiguen resolver estos grandes problemas será posible colonizar Marte.

Musk también presumió los diseños de sus cohetes reutilizables de próxima generación, que serían diseñados en masa para poder transportar a muchas personas de manera constante. En cuanto estén listos podrán realizar entre 12 y 15 vuelos seguidos y el cohete acelerador se podrá reutilizar hasta mil veces.

cohetes-marte

El cohete será enorme, con capacidad para transportar cualquier tipo de cosas de la Tierra. Además será impulsado por un cohete muy similar a los actuales Falcon 9, solamente que de un tamaño mucho mayor. Estos, al igual que los actuales Falcon 9, contarán con un sistema de aterrizaje controlado, pero serán mucho más potentes, tendrán 13 mil toneladas de empuje a la hora del despegue ¡el movimiento que provocará, será telúrico!

Musk describió que en el futuro un viaje a Marte será tan común como realizar un viaje a otro país, sólo que tardaremos un poco más en llegar a nuestro destino. Inicialmente llegar al planeta rojo tardará 80 días, pero el millonario cree que con la tecnología actual se podría bajar el tiempo de viaje hasta 30 días. Casi nada comparado con lo que tardó Cristobal Colón a llegar a América. Además será más divertido, porque en el cohete se incluirán restaurantes, y otros lugares de recreación.

“Tomará entre 40 y 100 años construir una civilización autosustentable en Marte” declaró Musk.

El plan de Musk es conseguir que el boleto por viaje sea de 200,000 dólares por tonelada, e incluso lograr reducirlo a 100,000 dólares. Dependiendo de la cantidad de cosas que lleven los pasajeros los costos podrían variar. Para financiar los viajes SpaceX lanzará satélites, cargas espaciales, e incluso se apoyará en Kickstarter.

En la parte final de la ponencia, Musk recordó la historia de SpaceX, una empresa que inició “sólo con un tapete y unos mariachis”. Pero, con el apoyo de la NASA, logró mejorar su infraestructura y tecnología hasta ser lo que conocemos ahora.

spacex-musk

“Si las cosas salen perfectas, en 10 años podríamos llegar a Marte. Vamos a tratar de enviar una cápsula Dragon en un par de años, y en el 2020 mandar una nueva misión. Y poco a poco más toneladas de carga útil a Marte” recalcó el “Iron Man de la vida real”.

El CEO de SpaceX y Tesla Motors también mostró las primeras imágenes del Sistema de Transporte Interplanetario, el vehículo que intentará llegar a Marte. En realidad sólo nos dejó ver el tanque del cohete, construido a partir de fibra de carbono. También mostró un video que muestra el poder de los motores Raptor.

En la ronda de preguntas y respuestas Musk reconoció que no será fácil colonizar Marte, sobre todo al inicio, pero es una aventura que debe vivirse si queremos sobrevivir como especie.

colinzadores

fuente SpaceX (YouTube)

temas