Al parecer el calvario de la batería de Samsung aún no termina.

El día de hoy  MonCNNey informó que Hui Renjie, un consumidor chino, reportó que su Galaxy Note 7 explotó. Supuestamente la unidad era completamente nueva y pertenecía a la nueva generación de los dispositivos que Samsung remplazó luego de que su fatídica primera serie fuera retirada del mercado.

Según Hui –quien tiene 25 años y trabaja en tecnología– dejó su teléfono cargando toda la noche, pero al día siguiente por la mañana se dio cuenta de que algo no andaba bien. El teléfono empezó a sacar humo negro mientras seguía conectado al cargador, paso seguido estalló en llamas.

el joven chino, cuenta con pruebas de lo sucedido, y aunque el teléfono se compró el 25 de septiembre, aún no está claro si pertenece a la primeros Galaxy. Podría tratarse de algún teléfono que quedó por ahí perdido. De todas formas Samsung ya está investigando el caso y está revisando la unidad afectada.

Recién terminado el proceso de devolución de la primera serie de sus gadgets, hay algunos usuarios coreanos que ya se han quejado de que los nuevos Galaxy Note 7 se calientan y sufren extrañas alteraciones en el consumo de su batería.

Mientras todo esto se aclara, Samsung sigue perdiendo dinero y clientes.

vía Gizmodo

fuente CNN Money

temas