¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Mujer dio a luz a gemelos con 11 semanas de diferencia entre cada uno

Existe una afección que se llama útero didelfis y es la que hace que un embarazo de este tipo sea posible.
(Foto: Pixabay)

Una joven de 29 años llamada Lilliya Konovalova dio a luz a dos gemelos con 11 semanas de diferencia. En mayo, Konovalova vio nacer a su hija y, posteriormente, a principios de este mes a su hijo. ¿Cómo es esto posible?

También te recomendamos: Nace el primer bebé de un trasplante de útero que pertenecía a una donante fallecida

Este curioso fenómeno es posible gracias a que esta joven madre tiene una afección llamada útero didelfis, es decir, tiene dos úteros y según Live Science es sorprendentemente común, tanto que una de cada 2,000 mujeres lo tiene.

Los gemelos nacieron con 11 semanas de diferencia. Un intervalo tan largo entre gemelos es raro, pero no desconocido. De hecho, el récord mundial de gemelos nacidos por días de diferencia se estableció en 2012 con dos 87 días entre cada uno. Pero no son sólo los cumpleaños separados lo que distingue a estos gemelos, sino el hecho de que cada uno se gesta en un útero separado.

En entrevista para el Daily Mail Lolliya declaró:

“Mi hijo no tenía prisa por salir al mundo”.

Las condiciones para que existan este tipo de partos ocurren temprano en el desarrollo, cuando los dos tubos que tienen todos los fetos femeninos, que normalmente se fusionan en un útero, se convierten en dos úteros separados. Pero las probabilidades de un embarazo como el de Konovalova, donde cada bebé se desarrolla en su propio útero, son minúsculas: solo uno de cada 50 millones, informó Scientific American. Esto significa que para una mujer con útero didelphys, las probabilidades de concebir un gemelo en cada una son de 1 en 25,000.

Además, este embarazo es raro porque después de dar a luz un gemelo, las contracciones de una mujer disminuirán. A veces, cuando el gemelo que nace por primera vez es extremadamente prematuro, los médicos dejan que el segundo feto se geste en el útero de la madre hasta que está más cerca del término, informó The Washington Post.

Eso es lo que le pasó a Konovalova. Cuando nació su hija Liya, Konovalova tenía solo 25 semanas de embarazo, apenas superando el umbral en el que un bebé puede sobrevivir fuera de su madre. Cuando nació su hijo Maxim, había tenido mucho más tiempo para desarrollarse dentro del útero.

Konovalova y sus gemelos están sanos y se preparan para salir a conocer el mundo.