La compañía pretende utilizar la nanotecnología para ofrecer un diagnóstico temprano.

Durante la conferencia WSJD Live, organizada por The Wall Street Journal, Google habló por primera vez de un nuevo y ambicioso proyecto para detectar células cancerígenas y otras enfermedades en la sangre. ¿Cómo? Por medio de nanopartículas que viajan a través del torrente sanguíneo.

El encargado de revelar esta iniciativa fue Andrew Conrad, jefe del departamento de Ciencias de la Vida en el laboratorio Google X, quien dijo que la idea detrás del proyecto es ofrecer un diagnóstico temprano que permita comenzar el tratamiento de cáncer con anticipación.

Según explicó Conrad, el proceso sería tan sencillo como tomar una píldora con nanopartículas (hechas a base de óxido de hierro), las cuales se “pegan” a las células de la sangre en busca de alguna anomalía. Posteriormente un wearable se encarga de monitorear la actividad de las sondas, de forma que el usuario pueda conocer el estatus y notificar a su doctor en caso de alguna enfermedad.

El representante de Google X admitió que a pesar de los avances, todavía faltan unos cinco o siete años para ver una versión comercial del proyecto. Por otro lado, Conrad aseguró que la compañía no pretende sacar provecho comercial de los datos que se recopilen, pues al igual que como sucedió con los lentes de contacto inteligentes, la empresa pretende licenciar su tecnología a terceros.

vía The Next Web

fuente The Wall Street Journal

temas