Muchos nos preguntamos cómo es posible que haya un robot explorando la superficie marciana pero no existen sustitutos para las jeringas. Pues la organización sanitaria Badalona Serveis Assistencials en España desarrolló un método para hacer exámenes de sangre sin la necesidad de extraerla con dolorosas agujas.

Para conseguirlo, se conectan dos biosensores en el cuello del paciente, uno en cada axila y otro en el ombligo para medir los cambios de temperatura corporal que se producen con cada reacción química de nuestro organismo. Esta información es enviada a una computadora que analiza los datos y los interpreta a través de fórmulas matemáticas para medir hasta 131 parámetros sanguíneos como el nivel de hemoglobina, eritrocitos y leucocitos.

blood1

Además de evitar el dolor, otra ventaja de este novedoso sistema es que los resultados se muestran luego de entre 6 y 8 minutos, con lo que se eliminan los tiempos de espera que necesitan las pruebas de laboratorio tradicionales. El bioquímico y colaborador en el desarrollo de este autoanalizador, Peter Jusko, señala que en la medicina el tiempo es crucial, sobretodo cuando el equipo médico debe tomar decisiones sobre la salud de un paciente con base en los resultados de exámenes de sangre.

Actualmente este dispositivo diseñado por miembros de la Academia Rusa de Ciencias Naturales, la Universidad de Massachusetts y el Instituto Nacional de Investigación Biomédica Espacial de la NASA, se encuentra en una etapa de pruebas.

Los españoles continuarán sus investigaciones al aplicar esta técnica con 130 voluntarios, a quienes también se les realizará un examen sanguíneo convencional para comparar los resultados. Se prevé que las conclusiones del estudio estén disponibles a finales del mes de marzo.

vía David Jones (foto)

fuente EFE Salud

temas