Aparentemente el animal fue muerto y desmembrado en el sitio hace miles de años.

Mientras se realizaban trabajos para introducir el drenaje en la colonia San Antonio Xahuento, municipio de Tultepec, Estado de México, se descubrió un conjunto de antiquísimos huesos en perfecto estado.

Un equipo de arqueólogos dirigido por Luis Córdoba Barradas, arqueólogo del INAH (Instituto Nacional de Antropología e Historia) acudió para verificar el estado de la osamenta y develar a que animal prehistórico pertenecían. Los arqueólogos descubrieron que los restos pertenecían a un mamut que vivió hace aproximadamente 14 mil o 12 mil años. El animal presuntamente fue destazado en el lugar donde se encontraron sus huesos.

“Se trata de un adulto joven, posiblemente de 20 a 25 años de edad, que pudo haber medido 3 metros de altura, es decir que tenía gran tamaño porque sus defensas (colmillos) miden 1.30 metros de largo y casi 18 centímetros de diámetro”, indicó Córdoba Barradas.

Los restos del mamut
Los restos del mamut

La colonia San Antonio Xahuento está ubicada en lo que fue la orilla cenagosa del antiguo lago de Xaltocan. El experto sostienen que, tomando en cuenta la postura en la que se hallaron los restos, el animal fue  destazado después de quedar atascado en el fango del lago de Xaltocan. Por el momento siguen recabando los restos del mamut, mientras la obra de drenaje no ha parado.

fuente Excelsior

temas