La estructura prehispánica fue hallada a unos metros del Zócalo capitalino. 

Arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) descubrieron a dos metros de profundidad de la calle de Guatemala, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, una plataforma rectangular de tezontle con una longitud estimada en más de 34 metros. En el núcleo de esta plataforma se encontraba un enorme altar circular, elaborado con cráneos humanos unidos con argamasa de cal, arena y gravilla de tezontle.

De acuerdo con los especialistas, el altar es “el Huey Tzompantli de México-Tenochitlan”, es decir, el más importante de su tipo. Los tzompantlis son estructuras prehispánica simbólicas formada por cráneos, normalmente se usaban para fines ceremoniales y en su parte superior tenían clavados una serie de postes de madera con travesaños, en los cuales se colocaban los cráneos de los decapitados.

altar1
Las arqueólogas del INAH

El Huey Tzompantli fue mencionado en las fuentes históricas por los conquistadores, como Hernán Cortés, Bernal Díaz del Castillo y Andrés de Tapia, así como por frailes y cronistas entre los que se encuentran Bernardino de Sahagún, Francisco López de Gómara, José de Acosta y Hernando Alvarado Tezozómoc. Por ello, s u descubrimiento es un hecho histórico para México.

Los arqueólogos del INAH señalaron que, por sus características y sus materiales, el Tzompantli data de la sexta etapa constructiva del Templo Mayor (1486-1502). Otra parte de esta estructura arquitectónica fue destruida en la época colonial por la construcción de un edificio histórico, pero se pueden ver en el piso las huellas de los orificios de los postes o vigas de madera donde se insertaban los cráneos.

altar2
El altar sigue cubierto en gran parte

Por su parte, Pedro Francisco Sánchez Nava, coordinador Nacional de Arqueología, dijo que la compleja exploración continuará, pero que la finalidad es “lograr que estos espacios puedan ser expuestos y visitados por el público”.

fuente INAH

temas