El famoso ‘Vampiro de Lugnano’ ha despertado el interés de la comunidad científica.

Cráneo del 'Vampiro de Lugnano

Cráneo del 'Vampiro de Lugnano (DAVID PICKEL / STANFORD UNIVERSITY.)

Arqueólogos de la Universidad de Arizona y la Universidad de Stanford que trabajan en la Necropoli dei Bambini (Cementerio de los bebés), en la comunidad italiana de Lugnano, encontraron el esqueleto de un niño de aproximadamente 10 años con una piedra metida entre los dientes, que fue colocada allí intencionalmente. Además, había marcas de dientes en la superficie de la piedra.

Piedra encontrada dentro de la quijada del 'Vampiro de Lugnano'
Piedra encontrada dentro de la quijada del ‘Vampiro de Lugnano’ (DAVID PICKEL / STANFORD UNIVERSITY)

Piedra encontrada dentro de la quijada del 'Vampiro de Lugnano'

¿Por qué alguien realizaría un rito funerario tan extraño? Porque este niño era un vampiro. O al menos lo era en la mente de las personas que lo llevaron a este cementerio que era exclusivo para bebés y niños pequeños que murieron de un brote de malaria que surgió en el siglo V, cuando los romanos aun dominaban.

Esqueleto encontrado en la Necropoli dei Bambini
Esqueleto encontrado en la Necropoli dei Bambini (DAVID PICKEL / STANFORD UNIVERSITY.)

Esqueleto encontrado en la Necropoli dei Bambini

La forma en la que encontraron los restos coinciden con los del denominado “entierro vampírico”, una práctica muy extendida en todo Europa y Asía que le daba a los vivos la seguridad de que el muerto no regresara a la vida. Hay varios tipos que incluyen la clásica estaca en el corazón, decapitaciones, clavar el cuerpo al ataúd o, como en este caso, colocar piedras de gran tamaño en la boca.

“Nunca había visto algo así. Es extremadamente extraño y extraño”- dijo David Soren, profesor de Regentes en la Escuela de Antropología de la UA y en el Departamento de Estudios Religiosos y Clásicos- “A nivel local, lo llaman el ‘Vampiro de Lugnano'”

Hasta ahora, los arqueólogos creían que el cementerio estaba diseñado específicamente para bebés, niños pequeños y fetos por nacer, ya que en excavaciones anteriores se encontraron más de 50 entierros, en donde el cuerpo de una niña de 3 años fue la de mayor edad. Las nuevas excavaciones sugieren que el cementerio también podría haber sido utilizado para niños mayores.

“Todavía hay secciones del cementerio que aún no hemos excavado, así que no sabemos si encontraremos otros niños mayores”, dijo el doctor en bioarqueología Jordan Wilso.

Lo extraño de este caso no es el hecho de encontrar un ritual anti vampiros en una tumba, sino que es la primera vez que aparece una de un niño ¿Cuál sería la historia detrás de este entierro? Tétrica, seguramente.

Ahora los investigadores revisarán más tumbas para ver si hay más como esta, ya que han encontrado otros amuletos mágicos como patas de cuervo, huesos de sapo y hasta calderos de bronce llenos de ceniza.

fuente Eurekalert

temas