Estos geoglifos encontrados en el valle de Chincha, en Perú, posiblemente pertenezcan al periodo conocido como Paracas tardío (800 a 100 a.C.). De confirmarse, estaríamos ante el descubrimientos de inmensos geoglifos más antiguos que las famosas líneas de Nazca.

Un geoglifo es una forma geométrica trazada con piedras oscuras sobre un terreno claro, principalmente desierto. Existen en varias partes del mundo, pero los más famosos son sin duda las líneas de Nazca, enormes figuras con formas humanas y de animales con líneas de hasta 275 m de largo y 40 m de ancho.

geoglifos-chincha03
“El cóndor”, en el complejo de las líneas de Nazca

Según las pruebas del carbono-14, las líneas de Chincha podrían ser al menos 300 años más antiguas que las de Nazca. Lo que significa que fueron trazadas antes de la existencia de la cultura responsable de estas últimas. Según Charles Stanish, del Instituto Cotsen de Arqueología de la Universidad de California, y líder del proyecto de investigación en torno a estos geoglifos:

“Las líneas chinchas son más tempranas, al  menos 300 años. Son distintas de las Nazca también porque las de Chincha convergen hacia los lugares ceremoniales. Además, no hay diseños de animales.”

Las líneas de Chincha pudieron haber funcionado como una especie de recordatorios gigantescos. En algunas de sus intersecciones existen varios centros ceremoniales y su dirección converge con el Sol en fechas importantes como el solsticio de invierno. Los investigadores han aventurado la hipótesis de que estas líneas marcaban el lugar y el momento en el que se celebraban enormes “ferias” regionales en donde los pobladores de la región practicaban el comercio, forjaban alianzas, celebraban fiestas religiosas e intercambiaban conocimiento. El complejo tiene una extensión de 40 km cuadrados en los que hay líneas, círculos, montículos y centros ceremoniales de diversa índole.

geoglifos-chincha01
Las líneas de Chincha coinciden con la puesta del Sol en el solsticio de invierno

Para establecer la antigüedad de las líneas se usó la técnica del carbono-14 en algunos objetos encontrados en los templos. Aunque lo más probable es que el complejo de Chincha haya sido pensado y construido como una unidad, también existe la posibilidad de que las líneas sean posteriores a los templos. Lo cual indica que aún tenemos que esperar para saber con certeza si estas líneas son más antiguas.

La relación entre los geoglifos de Nazca y de Chincha es difícil de establecer. Si las teorías de los investigadores son correctas, ambas pertenecen a culturas separadas en el tiempo y en el espacio. Además las diferencias son notables, pues aunque sus funciones pueden ser similares; la forma y la disposición son notablemente distintas.

Por años la pseudoarqueología y la ficción han jugado con la idea de que las líneas de Nazca son una especia de “aeropuerto” para naves espaciales o una suerte de señales para comunicarse con otros mundos, en parte por eso se han hecho famosas mundialmente. Sin embargo la realidad es que estás líneas probablemente cumplían una función ceremonial y de señalización, pues no sólo son visibles desde el cielo, sino también desde colinas circundantes.

geoglifos-chincha04
Muchas obras de ficción se han inspirado en los geoglifos peruanos. Este Pokemón de la quinta generación se llama Sigilyph, y hace referencia claramente a las líneas de Nazca

vía Agencia Sinc

fuente National Geographic

temas