La sonda Chang’e-5 de China logra aterrizar con éxito en la Luna

Después de una semana la Chang'e-5 de la agencia espacial de China aterrizó y se encargará de recolectar material de la Luna

La sonda Chang’e-5 de la Administración Espacial Nacional China logró aterrizar con éxito en la superficie de la Luna. La misión del gigante asiático tiene como objetivo recoger dos kilogramos de muestras de suelo y rocas lunares y de lograrlo se sumará a los esfuerzos de Rusia y Estados Unidos.

El lanzamiento de la Chang’e-5 se realizó gracias al cohete Changzheng 5, también conocido como Larga Marcha 5. Fue el pasado 23 de noviembre cuando la misión partió de la base de Wenchang en la isla de Hainan situada al sur de China y tras una semana logró aterrizar en la Luna.

Foto: CNSA

La Chang’e-5 tocó la superficie lunar en el área de Mons Rümker, el complejo volcánico alto en la región conocida como Oceanus Procellarum. En los próximos días la sonda examinará el entorno y comenzará la recolección de materiales con la ayuda de un instrumento de perforación.

En el área de Oceanus Procellarum, también conocida como Océano de tormentas, se encuentra rodeada de 20 volcanes con campos de lava joven de hasta mil 500 millones de años. Las muestras obtenidas de esa zona ayudarán a conocer el periodo de actividad volcánica.

El programa lunar de China es hasta el momento el más ambicioso del gigante asiático en su objetivo de explorar el satélite natural de la Tierra. La sonda recogerá hasta dos kilogramos de material de la superficie en las próximas horas, y se espera que el jueves 3 de diciembre emprenda el regreso.

La nave se reintegrará al orbitador lunar que se encuentra esperando a 200 kilómetros de la superficie, y si todo sale como lo planearon, volverá a orbitar la Tierra a fines de diciembre, para que la cápsula se separe de las naves y las muestras aterrizarán en el área de Mongolia Interior.

ANUNCIO