El día de ayer, después de años de investigación, un equipo de arqueólogos mexicanos dieron a conocer miles artículos que pertenecieron a una antigua ofrenda.

La excavación arqueológica que descubrió la ofrenda forma parte del proyecto Tlalocan: camino bajo la tierra, en el que el gobierno federal a través del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) ha invertido poco más de 14 millones de pesos desde su creación, en el 2009. En la etapa más reciente de Tlalocan, se ha investigado a profundidad tres cámaras que se encuentran debajo del Templo de la Serpiente Emplumada en Teotihuacán.

El conducto fue cerrado hace más de 800 años por los propios teotihuacanos, y las investigaciones hacia su recta final fueron posibles gracias a varias herramientas tecnológicas. Y es que para hallar la gigantesca ofrenda de 4 metros de ancho y 8 metros de largo, se usò un georradar, técnicas de escaneo láser y un par de robots (Tlaloc I y Tlaloc II) desarrollados por ingenieros egresados del Instituto Politécnico Nacional.

Teotihuacan-ofrenda-12
Tlaloc II, uno de los robots exploradores del IPN

De acuerdo con los especialistas del INAH, la ofrenda, sellada hace 1,800 años, se encontró casi al final del pasillo de 120 metros que conduce a las tres cámaras del Templo de la Serpiente Emplumada y es la más rica de la que se tiene registro. En ella se encontraron más de 50,00 objetos, entre los que se encuentran piedras de jade, conchas, caracoles marinos, cerámicas, esculturas, pelotas de hule, huesos y restos de pelo de grandes felinos, esqueletos de escarabajos, discos de pirita, así como 4,000 artìculos de madera en perfecto estado, como una caja que contenía decenas de conchas trabajadas.

Aparentemente, la razón por la que la ofrenda está llena de objetos hermosos es porque en las cámaras se sepultaron a figuras prominentes de la época, probablemente mandatarios. También se encontraron restos de piel, aparentemente humana, que actualmente están siendo sometidos a diferentes análisis.

Teotihuacan-ofrenda-05
En la ofrenda se entraron más de 50,00 objetos

De acuerdo con los investigadores, este lugar puede servirles para comprender cómo se interactuaba con las clases dirigentes tanto en la vida como en la muerte. Los resultados de los estudios se discutirán esta semana durante un simposio en el Museo Nacional de Antropología. Teresa Franco, directora general del INAH, habló sobre los avances de las investigaciones ha realizado la institución:

“Tenemos todas las evidencias que corroboran que la Ciudadela era utilizada como un santuario para recrear no sólo los mitos de la creación original, sino también con fines políticos. Seguramente las estructuras de poder utilizaban este espacio para justificar su ejercicio.”

fuente INAH

temas