Grieta ubicada en el glaciar Pine Island

Grieta ubicada en el glaciar Pine Island (Foto: NASA/Nathan Kurtz)

La temperatura del mar sigue en ascenso y un nuevo iceberg navega por el océano Antártico.

El glaciar Pine Island se encuentra en la Antártida y tiene un volumen de agua helada capaz de elevar el nivel del mar hasta 1.5 metros si llegase a derretirse. Lamentablemente, durante el fin de semana un satélite captó cómo un iceberg de aproximadamente 267 km2 se desprendía del glaciar. Así lo informó Stef Lhermitte, profesor asistente de la Universidad Tecnológica de Delft, ubicada en Holanda.

Si bien no se trata de una completa sorpresa, la situación es preocupante porque el PIG –nombre con el que se designa al glaciar por sus siglas– representa una cuarta parte de la pérdida de hielo de la Antártida. Las imágenes del satélite fueron capturadas los pasados 23 y 24 de septiembre y muestran una brecha de agua emergiendo entre la plataforma de hielo y el iceberg, que se calcula que mide cuatro veces la isla de Manhattan.

Lo peligroso es que el bloque de hielo parece ser muy inestable, y podría dividirse en otros icebergs más pequeños. Esto significa que se pueden derretir con mayor facilidad y que el nivel del mar incrementaría, ya que el iceberg representa el 10% de la hoja de hielo de la Antártida occidental. Esto lo convierte en un fenómeno geológico de vital importancia.

Lo peor de todo es que las grietas de PIG se están formando desde el interior del glacial, lo que significa que se generan debido al aumento de temperatura en el mar. Si bien esta no es la primera vez que algo así sucede (ha ocurrido en 2013, 2015 y 2017), el hecho contribuye significativamente al derretimiento de los polos.

vía Gizmodo

fuente Stef Lhermitte (Twitter)

temas