Después de tomar la muestra, los expertos regresaron al bello animal amar abierto.

La Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) anunció que, como parte del Proyecto de Conservación, Protección y Recuperación de la Vaquita Marina (Vaquita CPR) lograron rescatar una cría de vaquita marina en el alto golfo de California.

Ésta sería la primera ocasión que se consigue algo similar en la historia. La idea era mantener en cautiverio al ejemplar para preservarlo, pero la vaquita de tan sólo 6 meses de edad presentaba signos de estrés. Por eso, los expertos determinaron que lo mejor era regresarla a su madre. Este es uno de los 27 ejemplares de vaquita marina que se estiman todavía quedan en el mundo.

Afortunadamente, no todo fue tiempo perdido, debido a que los veterinarios del proyecto Vaquita CPR lograron tomar muestras de sangre y tejido para analizarlas. La idea es que parte de estas muestras se envíen al Frozen Zoo de San Diego, Estados Unidos, donde se obtendrá la secuenciación genética del animal para, eventualmente, poder clonarlo.

“El exitoso rescate es un hecho histórico y demuestra que el objetivo de Vaquita CPR puede lograrse. Jamás se había capturado y cuidado a una vaquita marina, ni siquiera en un período corto de tiempo. Este es un momento muy emocionante y con esta hazaña estamos seguros de que vamos en el camino correcto para evitar la extinción de la marina vaquita”, indicó Rafael Pacchiano, titular de la SEMARNAT.

Desde que inició el Vaquita CPR, a inicios de esta semana, los miembros del proyecto han localizado a 18 vaquitas marinas, pero esperan que todavía se encuentren con vida por lo menos un par más. Éstas serían todas las vaquitas que quedan en el mundo.

“Aunque decidimos no mantener a la vaquita bajo nuestro cuidado, aún así consideramos esta operación como un acierto”, mencionó Lorenzo Rojas-Bracho, cabeza científica del proyecto.

De acuerdo con la SEMARNAT, se están dando los pasos adecuados para intentar salvar a la vaquita marina, pero todavía queda mucho por hacer antes de echar las campanas al vuelo.

fuente Rafael Pacchiano (Twitter)

temas