¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Hackeron a la NASA con una mini computadora de poco más de 600 pesos

Un hacker usó una Raspberry Pi de 35 dólares para robar documentos confidenciales de la NASA.

De acuerdo con un reciente informe de auditoría realizado por la NASA, una computadora de bajo costo que puede caber en las palmas de nuestra mano dejó a la agencia espacial abierta a un ciberataque. En abril de 2018, el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA descubrió que un pirata informático podía obtener acceso a uno de sus “principales sistemas de misión” al atacar con una computadora Raspberry Pi no autorizada que estaba conectada a la red del Laboratorio.

El hack de la Raspberry Pi no fue detectado durante 10 meses, según la Oficina del Inspector General de la NASA, y el autor del hack robó 500 MB de datos correspondientes a 23 archivos. Dos de esos archivos contenían información sobre la transferencia de tecnología militar y espacial restringida relacionada con la misión Mars Curiosity Rover, según el informe de auditoría de junio. El Laboratorio de Propulsión a Chorro está dedicado a la construcción de naves robóticas.

Si bien el intruso ha evadido a las autoridades, el informe de auditoría destaca que otros dispositivos también estaban conectados a la red sin el conocimiento de la NASA. Pero ninguno de los otros dispositivos fue marcado como un riesgo de seguridad o una “amenaza persistente avanzada”, un término generalmente destinado a los grupos de piratería de estado-nación.

(NASA)

Como resultado del ataque, la NASA impidió que algunas de sus agencias usaran una puerta de enlace central debido al temor de que el pirata informático pudiera dañar las naves actualmente activas.

Esta no es la primera vez que los hackers se aprovechan de los fallos de seguridad de la estación espacial. El año pasado el Departamento de Justicia acusó a un par de ciudadanos chinos de piratear a la NASA y los servicios en la nube de la Armada de los EE. UU. Estos hackers trabajaron para la Compañía de Ciencia y Tecnología Huaying Haitai ubicada en Tianjin, China. Su objetivo incluía el robo de propiedad intelectual de las principales compañías de tecnología de defensa y comercial.

Parece que la NASA tiene que trabajar para mejorar su defensas cibernéticas.