Crean un anticuerpo que es capaz de vencer al nuevo coronavirus

Este puede ser un buen indicador para comenzar a trabajar en una vacuna.
(Foto: Shutterstock)

Los científicos de todo el mundo siguen buscando una vacuna contra el nuevo coronavirus SARS-CoV-2, causante de la pandemia de COVID-19. Y ahora un equipo de la Universidad de Utrecht, en los Países Bajos, acaba de dar a conocer a través de una publicación en la revista Nature Communications, que descubrieron un anticuerpo que es capaz de vencer al virus.

También te recomendamos: El ejército de Reino Unido cree que el repelente para mosquitos protege del coronavirus

Se trata de un anticuerpo monoclonal denominado 47D11, que puede unirse a las proteínas de la superficie del virus para evitar que infecte a las células. Un anticuerpo monoclonal se caracteriza por ser un anticuerpo producido por un solo clon de linfocitos B. En otras palabras, los anticuerpos de este tipo son idénticos porque son producidos por un solo tipo de célula de nuestro sistema inmune y, todos los clones, proceden de una sola célula madre.

Los autores explican, y dejan claro, que aunque se trata de un anticuerpo completamente humano, los experimentos hasta el momento se han realizado utilizando células cultivadas en el laboratorio y, como todo en la ciencia, se necesitan más ensayos antes de que se pueda comprobar que este anticuerpo es apropiado para su uso en una vacuna.

Eso no es todo, el mismo anticuerpo funciona contra otras sepas de SARS-CoV, la responsable del brote de SARS de 2002 a 2003 y, según el estudio:

“Utilizando esta colección de anticuerpos contra el SARS-CoV, identificamos un anticuerpo que también neutraliza la infección del SARS-CoV-2 en las células cultivadas. Tal anticuerpo neutralizante tiene el potencial de alterar el curso de la infección en el huésped infectado, apoyar la eliminación del virus o proteger a un individuo no infectado que está expuesto al virus”.

El anticuerpo evita que ambos virus infecten las células cercanas al atacar proteínas llamadas glicoproteínas de la punta trímera (S), que se encuentran en la superficie de ambos virus.

Ahora, los autores del estudio realizarán más experimentos para determinar si se puede desarrollar una vacuna utilizando este anticuerpo y probarla en humanos. Si bien, son noticias alentadoras, todos los expermientos relacionados con la vacuna para COVID-19 (o cualquier virus) puede tardar alrededor de dos o tres años en desarrollarse (en el mejor de los panoramas, y a veces hasta cuatro o cinco años, como apunta el dr. Hugo López Gatell.

ANUNCIO