Científicos de la Universidad de Corea se encuentran desarrollando un método para poder utilizar la orina como una forma barata de producir electricidad.

Cada vez más hombres de ciencia voltean a ver a la orina sin asco, como los ingleses que desarrollaron un corazón robot que usa orina como combustible, o los chinos que lograron crear dientes a base de orina.

Ahora unos científicos coreanos sostienen que los átomos de carbono que se acumulan en este líquido pueden sustituir al platino como catalizador en las pilas de combustible, una batería eléctrica muy eficiente que funciona a base de hidrógeno pero que, por necesitar del metal precioso para funcionar, es muy cara.

“Buscamos usar la orina para crear carbono altamente poroso que contenga un heteroátomo, como nitrógeno, azufre, silicio y fósforo”, explicó el director del estudio, Jong-Sung Yu de la Universidad de Corea.

orina

Con los átomos de carbono de la orina sintetizados se podría sustituir al platino como elemento catalizador, lo que abarataría sumamente el precio de las pilas de combustible. De perfeccionar este método, a la larga se podría convertir a nuestro desecho fisiológico en un combustible para dotar de poder incluso a vehículos.

Por lo pronto, los coreanos siguen trabajando para mejorar la síntesis de los átomos de carbono de la orina.

vía Daily Mail

fuente Xinhua

temas