Un proyecto internacional, dirigido por la UNAM, realizará una extensa investigación en la zona.

Investigadores del Instituto de Geología (IGl) y Geofísica (IGF) de la UNAM dieron a conocer el proyecto Mexidrill Chalco, una interesante iniciativa en la que participarán investigadores de 5 países distintos, que busca mejorar la comprensión de los procesos involucrados en el cambio climático. La idea es comprender las causas de los fenómenos naturales y sociales que han provocado el calentamiento global para poder realizar proyecciones a futuro.

El grupo de trabajo forma parte del Programa Internacional de Perforación Científica Continental de la Universidad de Minnesota, incluye a científicos de México, Estados Unidos, Alemania, España y Reino Unido, quienes contarán con el soporte logístico de la UNAM.

Los investigadores buscan perforar un pozo de 500 metros de profundidad el próximo 22 de febrero en el Lago de Chalco. Eligieron Chalco por sus características únicas en el mundo: sedimentos lacustres de 450 metros de espesor, equivalentes a un registro climático de varios miles de años, se estima que abarcan los 500 mil años pasados.

El Lago de Chalco
El Lago de Chalco

El pozo servirá para recolectar muestras del sedimento lacustre que permitirá conocer la calidad del agua de la zona, la variabilidad temporal, realizar modelos de propagación de ondas sísmicas, hacer una evaluación química del agua de poro, conocer la historia eruptiva del lugar, y realizar un seguimiento del proceso de hundimiento de Chalco y de toda el área metropolitana de la Ciudad de México, entre otras cosas.

Además de su relevancia científica, Mexidrill Chalco tendrá impacto directo en los habitantes de la zona, ya que los investigadores universitarios impartirán charlas de evolución geológica, climática y ambiental de la región a maestros y alumnos de escuelas públicas de la comunidad.

El proyecto será el más grande de este tipo en América del Norte, y será referencia para reconstruir la historia climática de esta parte del continente.

fuente La Jornada

temas