El actor renegó de su paso por la franquicia.

James Franco demostró ser un solvente actor desde su paso por la serie de culto Freaks and Geeks, pero comenzó a ser relevante para el gran público después de interpretar a Harry Osborn en la trilogía de Spider-Man de Sam Raimi.

A pesar de que Franco debe gran parte de su fama a los filmes del superhéroe arácnido, el actor dejó entrever en una entrevista concedida a The Hollywood Reporter que no está orgulloso por participar en esas cintas.

Cuando le preguntaron que cambiaría de su carrera Franco dijo:

“Cuando era joven hice una serie de películas que realmente no me gustaban. Trabajé muy duro en ellas, pero no eran películas que me importaran demasiado. Cuando salieron en el cine me sentí horrible. Lo fácil sería decir, “Oh, me gustaría volver atrás y no hacer esas películas”, sin embargo, al hacerlas aprendí lo importante que es tomar decisiones correctas sobre tu propia carrera, hacer los proyectos que en verdad te interesan y en los que más crees, sin importar si son comerciales o no”.

El actor nunca menciona a que “serie de películas” se refiere, pero las únicas en las que ha participado son la trilogía de Spider-Man. Ahora que su carrera ha despegado, Franco puede darse el lujo de ver con desprecio a las películas de superhéroes:

tumblr_o24vvxYOCT1sfmqklo1_250

Con excepción de la tercer cinta, en la que el emo Peter Parker se pone a bailar, las dos primeras películas son consideradas de lo mejor del cine de superhéroes, algo que parece no importarle al actor. Hace unos años Franco criticó la decisión de realizar un reboot tan rápido de la trilogía y, en contraposición, alabó a Man of Steel.

vía Uproxx

fuente The Hollywood Reporter

temas