La compañía de Elon Musk fue superada por una firma con inversión de Jeff Bezos. 

A lo largo de todo el año SpaceX, la compañía espacial fundada por Elon Musk, ha dedicado sus principales esfuerzos en el mejoramiento de su cohete espacial Falcon 9. De acuerdo con diversas declaraciones de Musk, todo el ingenio y talento de su compañía estaba abocado en conseguir que los Falcon 9 pudieran tener un descenso controlado que permitiría reutilizarlos. Con esto se abaratarían enormemente las misiones espaciales y revolucionarían el sector espacial.

Hasta ahora, todos los intentos por conseguir conducir un cohete Falcon 9 habían fracasado estrepitosamente, pero Musk se mostraba complacido en público, señalando que este logro no se daría de la noche a la mañana. Lamentablemente para él, el día de hoy Blue Origin, la compañía espacial fundada y dirigida por Jeff Bezos (CEO de Amazon), se adelantó a SpaceX y consiguió hacer historia con su cohete espacial New Shepard, triunfando donde SpaceX fracasó.

Blue Origin dio a conocer un video grabado en Texas el día de ayer en el que se observa como el New Shepard llega a una altura por encima de los 100 kilómetros a una velocidad de Mach 3 (3,704.4 km/h). Lo más interesante del video se observa al final del mismo, cuando el cohete, después de desprenderse de una capsula espacial experimental, regresa a la Tierra y realizar un aterrizaje controlado con éxito.

Elon Musk no tuvo más remedio que felicitar a Jeff Bezos a través de su cuenta de Twitter: “Felicidades a Jeff Bezos y el equipo Blue Origin por lograr un aterrizaje vertical controlado.”

A pesar del logro, la New Shepard es menos potente que los cohetes FalconX, debido a que por el momento no tienen energía suficiente para poner una nave en órbita. Algo que rápidamente Elon Musks e ocupó de aclarar: “Sin embargo, es importante aclarar la diferencia entre llegar al ‘espacio’ y a la ‘órbita’.

Para que un cohete llegue al espacio necesita alcanzar una velocidad de Mach 3, pero para llegar a la órbita geoestacionaria se requiere mínimo Mach 30. La energía necesaria es la clave, es decir, 9 unidades para llegar al espacio y 900 para la órbita. En pocas palabras, Blue Origin aun está lejos de ser un verdadero competidor para SpaceX, que actualmente ya realiza viajes a la Estación Espacial Internacional.

fuente Business Insider

temas