Las fotografías fueron dadas a conocer por el fundador de SpaceX.

Después de numerosos retrasos, la mañana del pasado 10 de enero SpaceX lanzó el cohete Falcon 9 con la cápsula Dragon, la cual se encargó de llevar suministros a la Estación Espacial Internacional. La compañía había anunciado que aprovecharía el lanzamiento para probar una innovación en sus cohetes: descender de forma controlada en un punto específico.

Para su experimento la  compañía prepararó una plataforma flotante en el Océano Atlántico, donde el cohete debía aterrizar. A pesar de que SpaceX sabía que pasar la prueba era complicado, esperaban que su tecnología lograra solventar el experimento. Lamentablemente, como informaron ese mismo día, el aterrizaje no funcionó.

Después de varios días Elon Musk, fundador y CEO de SpaceX, publicó las primeras imágenes del percance del Falcon 9 a través de su cuenta de Twitter. Inicialmente, Musk había dicho que el aterrizaje del cohete había sido muy “duro”, sin ahondar en detalles, pero las fotos revelan que el Falcon 9 acabó envuelto en llamas.

“Antes del impacto, las alas laterales dejaron de funcionar. Los motores luchan por recobrarse pero…”.

“El cohete choca en un ángulo de 45 grados, destruyéndose en el impacto las patas de apoyo y el motor”.

“El combustible residual y el oxígeno se combinan”.

“Este fue todo el RUD (Desmontaje Acelerado no Programado). El cohete sólo necesita pequeñas reparaciones. ¡Fue un día muy Emocionante!”.

Las imágenes y los comentarios del incidente fueron una respuesta de Musk a una pregunta sobre el percance realizada por John Carmack, el director de tecnología de Oculus VR y creador del juego Doom.

Actualización (2:25 pm):

Finalmente SpaceX publicó en su cuenta de Vine un video en el que se puede ver el descenso del Falcon 9, algo más aparatoso que un aterrizaje “brusco”, como lo había descrito el mismo Elon Musk.

fuente Elon Musk (Twitter)

temas