Todos comemos, dormimos y vamos al baño. Pero, ¿cómo le hacen los astronautas para ir al baño en el espacio?

La astronauta italiana Samantha Cristoforetti, la primer mujer de su país en llegar al espacio, ha dedicado parte de su tiempo en la Estación Espacial Internacional (ISS) en revelar algunos de los secretos de la vida en el espacio (y a tomar tazas de café espresso). Anteriormente, la cosmonauta había realizado un video donde cuenta los pormenores de la manera en que se bañan los astronautas, indicando que utilizan pequeñas bolsas de agua, toallas, jabón líquido y champú que no necesita enjuagarse.

“Hacer del baño” seguía siendo un misterio, pero ya no. Samantha Cristoforetti realizó un nuevo video en el que muestra el baño de la ISS, el cual resulta ser un pequeño cuarto similar al de un avión, donde se puede apreciar una larga manguera y un contenedor metálico. La manguera es utilizada por la tripulación para orinar, debido a que el instrumento succiona el líquido. Para defecar, los astronautas deben colocarse sobre el pequeño e “incómodo” contenedor que succiona sus desechos. La ventaja es que ellos en realidad no se sientan, debido a la gravedad, por lo que pueden evacuar flotando.

De acuerdo con Cristoforetti, las heces son colocadas en pequeñas bolsas y la orina es trasladada a un sistema que la recicla y la convierte en agua potable. Una duda menos que nos dejará dormir por las noches, pero, sin gravedad ¿cómo le harán para pujar? Un nuevo misterio sin resolver.

fuente AJ+ (YouTube)

temas