Un estudio descubrió que el riesgo cardiovascular aumenta con el uso excesivo de estos medicamentos.

Un equipo de académicos del Departamento de Cardiología de la Universidad de Copenhague, Dinamarca, realizaron una investigación estadística para determinar si el creciente uso de AINEs (antiinflamatorios no esteroideos) en la mayoría de los padecimientos comunes, como la fiebre, dolores de muelas e incluso el acné, están perjudicando la salud de los pacientes.

Los AINE incluyen medicamentos de uso común, entre los que destacan las aspirinas, el ibuprofeno e incluso el paracetamol, aunque la función antiinflamatoria de éste último es mucho más pequeña.

Los especialistas estudiaron a poco menos de 100 mil personas que usan en sus tratamientos algún tipo de AINE. En los resultados del estudio descubrieron que el riesgo cardiovascular aumentaba en buena parte de los usuarios, sobre todo en los que utilizaban fármacos que no requieren receta médica, como las aspirinas y el ibuprofeno, para controlar dolores de cabeza o problemas menores.

El uso de AINEs en exceso aumento el riesgo de patologías cardíacas en hasta un 31%. El AINE que presentó mayor riesgo fue el diclofenaco, que aumentó hasta en un 50% el riesgo de una enfermedad cardíaca entre sus usuarios habituales. De acuerdo con los investigadores, el uso excesivo de las AINEs complica la agregación plaquetaria, aumenta la formación de coágulos y estrecha las arterias, favoreciendo el riesgo cardíaco.

En las conclusiones del estudio, los autores indican que el problema no es de los medicamentos, sino de su creciente uso excesivo sin una valoración médica, sobre todo porque un porcentaje enorme de los AINE no necesitan receta para comprarse.

fuente Oxford Academic

temas