Donald Trump hará recortes masivos en presupuesto para la ciencia

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, bajará el presupuesto para la ciencia, lo cual afectará incluso a la NASA.

El actual presidente de Estados Unidos presentó el primer borrador para los presupuestos de 2018. Como señala The Washington Post, Trump pretende reducir el presupuesto para la ciencia, empezando con la Agencia de Protección Ambiental en un -31%; el Departamento de Agricultura en un -21%; el Departamento de Salud y Servicios Humanos un -18%; el Departamento de Energía un -6% e incluso quiere recortar el presupuesto de la NASA en un -1%.

En cambio, incrementará el presupuesto para el gasto militar estadounidense en un 9% y la seguridad nacional en un 7%, porque, obvio “la seguridad nacional” es lo más importante. ¿Qué se puede esperar de alguien que creó la organización Miss Universo? Pues precisamente que su atribulado nacionalismo lo lleve a incrementar el presupuesto para las fuerzas armadas y que lo disminuya para los avances científicos. Después de todo, es más barato matar que curar.

Si bien se trata de un borrador llamado America First: A Budget Blueprint to Make America Great Again y tiene que ser aprobado por el Congreso, lo cierto es que la mayoría de los congresistas pertenecen al Partido Republicano. Si se aprueba el borrador (lo cual es muy posible), los recortes presupuestales se aplicarán a partir del 1 de octubre de este 2017, fecha en la que inicia oficialmente el año fiscal en Estados Unidos.

Queda claro que a Trump poco le importa este sector. El recorte podría acabar con programas de la NASA como el GoreSat, el cual fue impulsado por el vicepresidente Al Gore y que monitorea vía satelital el clima terrestre y las tormentas solares. Y eso es poco, hablando del -1% que le quitarán a la agencia espacial. Lo preocupante realmente es lo más inmediato, como el recorte del -31% a la Agencia de Protección Animal bajo este pretexto:

“Reduce el financiamiento para actividades de menor prioridad para el Sistema Forestal Nacional, como lo son la adquisición de tierras federales; en su lugar, centra el presupuesto en mantener los bosques y pastizales existentes.”

Y la reducción al Departamento de Salud y Servicios Humanos del -18%, pues ante todo tiene implicaciones directas sobre la investigación para temas relacionados con la salud de las personas.”

Dice el documento:

“Reduce el gasto de los Institutos Nacionales de Salud en relación con el CR de 5.8 mil millones a  25.9 mil millones. El presupuesto incluye una importante reorganización de los Institutos y Centros Nacionales de Salud para ayudarlos a concentrar sus recursos en la investigación con mayor prioridad. Actividades, como: la eliminación del Centro Internacional Fogarty; la consolidación de la Agencia de Investigación y Calidad de la Salud en el NIH; Y otras consolidaciones y cambios estructurales a través de las organizaciones y actividades de los NIH. El presupuesto también reduce los costos administrativos y hace un balance de las contribuciones.”

Lo más alarmante es, por supuesto, el incremento al presupuesto militar que, por otro lado, tampoco debería de extrañarnos, pues como ya se sabe, la cultura de la “seguridad” y “el enemigo está afuera” permean en la cultura norteamericanos . Porque al final, según el presidente Donald Trump, esta es la forma más efectiva de devolver a Estados Unidos su grandeza.

fuente The Washington Post

temas