Así de bella y escalofriante es la experiencia de volver a la Tierra luego de un viaje espacial.

Estamos acostumbrados a ver cómo los astronautas salen al espacio a bordo de naves propulsadas por cohetes, sin embargo, pocas veces se le presta atención a otro de los momentos más críticos de las misiones espaciales: el regreso a casa.

Las cápsulas rusas Soyuz se han utilizado durante décadas para llevar pasajeros más allá de los límites terrestres, y desde hace varios años sirve como principal vehículo para transportar astronautas hacia la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés). Gracias a un video publicad por la NASA, ahora podemos conocer un poco de lo que se siente estar a bordo de una de estas cápsulas al volver a la Tierra.

Como se puede ver en el video, la cápsula se convierte prácticamente en una bola de fuego, debido a la velocidad y fricción que se produce en su reingreso a la atmósfera, con temperaturas cercanas a los 2,000º C. Así, los astronautas sólo pueden observar luces y chispas a través de la ventana de Soyuz, mientras esperan a que sea tiempo de abrir los paracaídas y para descender lentamente.

El clip forma parte de un extenso video (cerca de 18 minutos) en el que la NASA retrata la vida de los astronautas a bordo de la ISS, volando a más 400 km de altura sobre la Tierra. Se los dejamos a continuación:

fuente NASA (YouTube)

temas