Facebook amenaza salir de Europa si no puede compartir su información con EE. UU.

Un vocero de Facebook amenazó con cesar sus operaciones en Europa si la prohibición de compartir información con EE. UU. continuaba.
(Thomas White/Reuters)

Facebook amenazó con cesar sus operaciones en Europa si la prohibición de compartir la información que recopila no puede ser enviada y compartida con EE. UU. Un fallo histórico del Tribunal de Justicia de la Unión Europea dictaminó que no se pudieron encontrar suficientes pruebas en contra de que la plataforma fuera usada por agencias de inteligencia de EE. UU. para el espionaje.

En esta circunstancia Facebook declaró que la prohibición de compartir la información resultaría en dejar inoperable la plataforma.

“En caso de que Facebook estuviera sujeto a una completa suspensión de la transferencia de datos de los usuarios a los Estados Unidos, no es claro cómo, bajo estas circunstancias, se podrían seguir ofreciendo los servicios de Facebook e Instagram en la Unión Europea” declaró Yvonne Cunnane, directora de protección de datos de la empresa en Irlanda.

Esta fue la respuesta de Facebok a Europa luego de la decisión de la Comisión de Protección de Datos de Irlanda que dictaminó que la empresa de Mark Zuckerberg no puede transferir datos de usuarios residentes en la UE a sedes en los Estados Unidos bajo un mecanismo disfrazado como “escudo de seguridad.”

La plataforma negó que se tratara de una amenaza dirigida contra la Unión Europea. En cambio calificó sus señalamientos como simples reflexiones sobre la “realidad” de su plataforma.

“Los documentos legales presentados ante el tribunal superior irlandés expusieron la simple realidad de que Facebook, como otros negocios, organizaciones y servicios, dependen de la transferencia de datos entre la Unión Europea y los Estados Unidos para operar sus servicios.”

La red social en cambió llamó a tener mecanismos de transferencia de datos más seguros y confiables.

“La falta de una transferencia de datos internacional segura, protegida y legal, dañaría la economía y obstaculizaría el crecimiento de las empresas de datos en la UE, justo en el momento en que nos recuperamos de la pandemia de Covid-19.”