En su lugar apoyará a ExoMars, que busca conquistar el planeta rojo.

La Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés) anunció que, por no llegar a un acuerdo de financiación entre los 22 países que forman la agencia, abandonará el proyecto AIDA. La misión de AIDA, un proyecto de la NASA, consistía en lanzar un conjunto de sondas que buscarían calcular el efecto del impacto de distintos artefactos, con el fin de desarrollar naves que pudieran desviar asteroides que se dirigieran a la Tierra.

La ESA se había comprometido a financiar AIM, un observatorio y unas sondas que formarían parte de AIDA, mientras que la NASA desarrollaría la nave que impactaría un asteroide en Didymos, un sistema binario de asteroides, en el 2022. Pero los países que forman la ESA no lograron reunir los 100 millones de euros necesarios para participar en la misión. Oficialmente, la ESA sólo logró reunir 60 millones de euros para AIDA, lo que volvía imposible lograr su objetivo. A pesar de que se aseguró que intentarán seguir colaborando con el proyecto, la falta de capital obliga a pensar en una forma diferente de hacerlo.

Al renunciar a AIDA, la ESA mencionó que concentrarán sus esfuerzos en ExoMars, la misión completamente financiada por Europa que busca mandar un rover explorador a Marte. A pesar de que este año la misión ExoMars  sufrió un serio traspié, sigue siendo el proyecto más ambicioso de la ESA.

La agencia confirmó que financiarán la segunda fase de la misión ExoMars de exploración de Marte en 2020, y garantizaron su participación en la Estación Espacial Internacional hasta el 2024. La ESA también confirmó que los miembros de la agencia se comprometieron a recaudar 10,300 millones de euros para los diferentes programas de la institución en los próximos años, 700 millones menos de lo que se esperaba.

fuente El Mundo

temas