A pesar de que el gobierno chino había sido uno de los principales clientes de Microsoft, en Pekín ha decidido  prohibir oficialmente el uso del más reciente sistema operativo del gigante de Redmond en los equipos gubernamentales.

El anuncio fue dada a conocer por un portavoz del gobierno, quien afirmó que la decisión se tomó buscando mejorar la seguridad en los equipos informáticos, debido a que consideraron que la nueva versión de Windows es ineficiente en resguardar de forma segura la información de las computadoras que lo utilizan. Las diferencias entre Microsoft y China, que habían estado limitadas a las quejas de la empresa norteamericana por la excesiva piratería de sus productos en aquél país, comenzaron desde la desaparición del soporte técnico de Windows XP, sistema operativo oficial del gobierno chino durante los últimos años.

Hasta ahora XP sigue siendo la plataforma más popular en China, pues todavía está instalado en el 70% de las computadoras. Sin embargo, desde hace unos meses se dio a conocer que la nación asiática comenzó a desarrollar un nuevo sistema operativo especialmente diseñado para dejar de depender de las empresas extranjeras, debido pues el gobierno chino cree que su seguridad informática está en peligro desde que se dieron a conocer los casos de espionaje de la NSA.

Por lo pronto, con la prohibición de Windows 8 se da un paso importante en buscar posicionar el nuevo sistema operativo chino, aunque todavía falta mucho camino por recorrer.

vía El País

fuente Xinhua

temas