Alibaba y Ford ya están entregando coches en China con su máquina expendedora.

¿Recuerdan que hace unos meses estábamos hablando de que Alibaba contemplaba crear una vending machine de automóviles? Pues bien, la gigantesca máquina expendedora está lista y ya ofrece distintos modelos para sus clientes potenciales.

La máquina creada gracias a la alianza que Alibaba y Ford concretaron el año pasado está ubicada en Cantón, China, se llama Super Test-Drive Center, no cuenta con personal y funciona con ayuda de la aplicación Tmall.

¿Cómo funciona la máquina?

Como explicábamos anteriormente, Los usuarios seleccionan el modelo del automóvil Ford que quieren comprar, realizan de manera electrónica un depósito, programan una hora para recoger el coche y se sacan una selfie para que la máquina expendedora pueda reconocerlos al momento de recoger el vehículo con la finalidad de ejecutar una prueba de manejo. Además, si los clientes tienen un puntaje crediticio muy alto, las pruebas del coche son gratuitas.

Una vez que los clientes llegan al Super Test-Drive Center, verifican su identidad y el automóvil aparece luego de poco tiempo. De hecho Alibaba asegura que este proceso no dura más de 10 minutos. Los clientes pueden conducir el coche durante tres días para que puedan probarlo en distintos escenarios.

La intención de Alibaba y Ford es abrir máquinas expendedoras alrededor de todo China. También, el Super Test-Drive Center ofrece la posibilidad de comprar el coche directamente con un depósito previo del 10% y planes de financiamiento a través de las filiales de Alibaba.

Aunque existe una máquina expendedora de coches en Nashville, Tennessee, que se inauguró en 2015, habrá que esperar para ver si Amazon, el otro gran gigante occidental del e-commerce, se animará a hacer lo priopio en territorio estadounidense.

fuente Alibaba

temas