La idea es que los cargadores ahora sí se instalen en las grandes ciudades.

Buenas noticias para los dueños de un Tesla: la compañía anunció oficialmente la llegada de una nueva generación de Superchargers, que comenzarán a instalarse en nuevos puntos de carga de la marca en Estados Unidos.

Lo que llama más la atención de los nuevos Superchargers es que son más pequeños que la versión anterior. La idea es que los cargadores puedan colocarse en las calles de las ciudades, a diferencia de las otras estaciones de carga que, por su tamaño, han obligado a Tesla a instalarlas a las afueras de las grandes ciudades.

Los nuevos Superchargers cuentan con un sistema compresor más pequeño. Por eso, no son tan potentes como el modelo de mayor tamaño. Este nuevo modelo tiene una potencia de carga de hasta 72 kW, que es poco más de la mitad de la que tiene el modelo anterior. Eso significa que el tiempo de carga será más lento: entre 45 y 50 minutos para cargar completamente la batería de un coche Tesla.

Por el momento se sabe que los primeras estaciones de carga de este tipo comenzarán a instalarse en Chicago y Boston. Tesla confirmó que se colocarán en supermercados, centros comerciales y zonas del centro de las ciudades.

fuente Tesla

temas