Como salido de la mente de Stan Lee, un grupo de científicos alemanes se encuentra desarrollando un mecanismo que permitirá pilotar aviones a través de ondas cerebrales.

Brainflight, un trabajo conjunto de innovación tecnológica realizado por miembros académicos de la Universidad Técnica de Múnich y sus contrapartes de la Universidad Técnica de Berlín, ha logrado llevar a cabo exitosamente en un simulador de vuelos las primeras 7 pruebas de su sistema de manejo a través de “control mental”. Afortunadamente, no se necesita ser un telépata como Charles Xavier para poder explotar esta función.

El sistema funciona gracias a un casco con electrodos que conecta al piloto con el avión, que también recuerda un poco a Cerebro, el casco del Profesor X. A través de este instrumento las ondas cerebrales son registran por el vehículo, que con ayuda de un algoritmo, las traduce y convierte en instrucciones de control.

Las pruebas, que incluyeron a pilotos experimentados y a personas sin conocimientos en aviones, variaron en cuanto al nivel de manejo de los vehículos aéreos simulados, pero en general los sujetos de control consiguieron realizar con mínimas dificultades las rutas de vuelo que se les encargó.

Este proyecto, en palabras de su director, el ingeniero aeroespacial Tim Fricke, tiene como fin ayudar a los pilotos para evitar las fatigas propias de una actividad tan pesada como esta:

“Con el control del cerebro, volar podría resultar más fácil. Esto reduciría la carga de trabajo de los pilotos y aumentaría así la seguridad. Además, los pilotos tendrían más libertad de movimiento para llevar a cabo otras tareas manuales en cabina”

A pesar de los resultados exitosos, Brainflight sigue en fase de prueba, pero no dudamos que en un futuro cercano veamos a pilotos comerciales usando estos instrumentos que parecen haber salido de un cómic de Marvel.

vía Tendencias 21

fuente TUM

temas