La aeronave aterrizó después de sobrevolar la atmósfera por poco más de una hora.

Intermediate eXperimental Vehicle, conocido como IXV, es un vehículo experimental que forma parte del proyecto Pride en el que la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés) ha trabajado desde 2006. El objetivo de iniciativa es probar nuevas tecnologías de reentrada atmosférica.

Hace unas horas el IXV realizó su primer despegue desde Kourou, Guayana Francesa, de donde despegó con ayuda de un cohete Vega, logrando sobrevolar la atmósfera de la Tierra por espacio de 100 minutos y alcanzando en su punto más alto los 450 kilómetros sobre la superficie terrestre y logrando una velocidad de 7.5 kilómetros por segundo. Después de su vuelo, el avión sin alas retornó a la Tierra de forma autónoma y amerizó en el Océano Pacífico, donde fue rescatado por el buque Nos Aires.

En este vuelo el IXV usó un fuselaje diseñado para sustentarse aerodinámicamente sin necesidad de alas, sustituyéndolas por dos flaps colocadas en su parte inferior y cuatro propulsores con una capacidad de impulso de 400 Newtons cada uno. Los recubrimientos cerámicos que protegen la nave de las elevadas temperaturas, así como la menor cantidad de paneles de protección térmica, pasaron las pruebas de resistencia durante la reentrada del vehículo.

La IXV al momento de amerizar
La IXV al momento de amerizar

Durante su vuelo los 300 sensores de la nave monitorearon las reacciones del IXV minuto a minuto. Se espera que una versión mejorada de este avión espacial reutilizable este listo en el 2018, el cual además podrá aterrizar en una pista.

vía Reuters

fuente ESA

temas