Se trata del primer accidente de la compañía luego de 18 misiones exitosas.

La mañana de este domingo SpaceX tenía programada otra misión de reabastecimiento para la Estación Espacial Internacional (ISS, opor sus siglas en inglés), algo que la compañía aprovecharía para intentar nuevamente que uno de sus cohetes Falcon 9 aterrizara sobre una plataforma flotante. Sin embargo, el cohete explotó unos minutos después de su lanzamiento en Cabo Cañaveral, Florida.

El Falcon 9 se encargaría de transportar a la cápsula Dragon hasta la ISS, llevando consigo 2.5 toneladas de alimentos, equipo y experimentos. Curiosamente, en esta nueva misión la NASA también enviaría a la Estación unos HoloLens, como parte de un proyecto que está desarrollando junto con Microsoft.

La buena noticia es que los tres astronautas abordo de la ISS (Scott Kelly, Mikhail Kornienko y Gennady Padalka), todavía tienen alimento para unos cuatro meses. Además, la agencia espacial rusa, Rocosmos, tiene programada otra misión de reabastecimiento para el próximo 3 de julio.

No se tiene muchos detalles sobre las causas de la explosión, aunque el propio Elon Musk, CEO de SpaceX, confirmó en su cuenta de Twitter que el primer análisis de datos reveló una falla en el tanque de oxígeno líquido: “Hubo un caso de sobrepresión en la fase superior del tanque de oxígeno líquido. Los datos sugieren una causa contraintuitiva”.

A continuación pueden ver el video en el que se muestra el momento en que el Falcon 9 estalló:

fuente SpaceX

temas