El hombre que ha prometido llevarnos a Marte trabaja mucho, duerme poco y se da tiempo para pasar con la familia.

¿Quién en el mundo no conoce a Elon Musk? Cofundador de PayPal, CEO De Tesla Motors, SpaceX, Hyperloop, SolarCity, The Boring Company y OpenAI. Multimillonario genio a la Tony Stark, Musk no ha sido el hombre que hable del futuro, es el que lo está haciendo realidad. ¿Cómo lo logró? Simple: trabajando.

En Quartz se dieron a la tarea de revisar años de entrevistas y artículos en los que Musk ha comentado sus usos y costumbres en relación al tiempo que le dedica a las cosas, y descubrieron que a la semana pasa aproximadamente 12.1 horas diarias trabajando en sus empresas. Pero antes de que hagan la comparación del tiempo que los mexicanos pasamos trabajando, recuerden que no es el tiempo que tienen, sino lo que hacen con él.

De esas más de 12 horas de trabajo (casi el doble de lo que se trabaja en promedio en Estados Unidos), Musk gasta alrededor del 90% en sus dos mayores empresas: Tesla y SpaceX. El resto lo divide en Neuralink, OpenAI y The Boring Co.

En 2013, Musk habló en una entrevista con el Computer History Museum, donde reveló cómo es una de sus semanas. Los lunes comienza trabajando en Los Ángeles en SpaceX, luego por la noche vuela a Bay Area para iniciar el martes trabajando en Tesla, donde se queda hasta el jueves. El viernes regresa a SpaceX y se queda en la ciudad todo el fin de semana (si no tiene que salir a ver algo de Tesla).

Musk duerme en promedio 6 horas al día. Procura irse a dormir todos los días a la 1:00 a.m. y despertar a las 7:00 de la mañana. “Si no duermo lo suficiente me pongo de mal humor”, explicó en una entrevista en la que también dijo que podría sacrificar un poco de sueño por pasar más horas trabajando, pero no lo hace porque su agudeza mental se vería afectada.

Pero Musk no se detiene, y su tiempo de descanso también se lo dedica a la familia. Cuando sale de la ciudad, procura ir con sus hijos, para pasar un poco más de tiempo con ellos. Además, también aprovecha sus ratos libres para leer varios libros a la semana.

El amor no ha encontrado cerrada la puerta del corazón de Musk, pues luego de dos divorcios, comenzó una relación con la actriz Amber Heard. En 2013 dijo que dedicaría al menos 10 horas a la semana para cuestiones sentimentales y citas.

Además, tuitea, juega, viaja por el mundo, soluciona problemas inmediatos de la humanidad y gana dinero con ello.

fuente Quartz

temas