¿Los datos recogidos por un teléfono pueden servir para el avance de la ciencia? Apple cree que sí.

A pesar de que no se llevó todos los reflectores del evento, uno de los anuncios más importantes que hizo Apple el día de hoy fue el de ResearchKit, una plataforma que tiene como objetivo ayudar a la investigación médica. ¿Cómo? Recolectando información de los usuarios a través de un producto de uso diario como el iPhone.

La idea es que las instituciones de salud puedan utilizar la tecnología de los dispositivos de Apple para crear aplicaciones que sirvan en la investigación de distintas enfermedades, e incluso para hacer diagnósticos. Por ejemplo, los sensores del teléfono pueden ser útiles para conocer las condiciones ambientales en las que se desarrolla el asma, o la pantalla puede funcionar hacer una sencilla prueba y conocer más acerca los síntomas de padecimientos como el Alzheimer.

Sabiendo que la privacidad es un tema muy sensible, sobre todo cuando se trata de información médica, Apple aseguró que no leerá ni analizará los datos que se manejen entre paciente y servicio. En un inicio habrá 5 aplicaciones disponibles, pero al ser una plataforma open source, la compañía espera que más desarrolladores comiencen a utilizar ResearchKit para crear más soluciones enfocadas a la salud.

fuente Apple

temas