La grandeza de Freezer, el mejor villano de Dragon Ball

Larga vida al emperador Freezer.
Freezer se convirtió en un villano irrepetible | Fuente: Toei Animation

Hay cosas de las que uno no puede desprenderse y Dragon Ball no sabe decirle adiós a Freezer y la razón para esto es sencilla: no tienen y no han tenido ni un mejor villano desde la primera vez que apareció ante nosotros.

Con esto no quiero decir que la saga de Freezer sea la mejor de todo Dragon Ball. Ese honor lo tiene el arco original de las esferas del dragón y la primera parte del arco de los androides. Sin embargo, el aura que rodea a Freezer es diferente que cualquier otro villano de la historia de Akira Toriyama.

Freezer es un villano sin igual en Dragon Ball | Fuente: Toei Animation

Construir villanos no es el fuerte de Akira Toriyama

Así como Toriyama era un genio para la comedia en sus inicios, también era un pésimo escritor de villanos. Desde el principio y hasta ahora, sus principales antagonistas son, más que nada, parodias de lo que un villano es de manera tradicional.

Si miras a la Patrulla Roja, Tao Pai Pai, Garlic Jr e incluso al Rey Piccolo, puedes notar que todos comparten la sátira de lo que representan. Ya sea de un ejército comunista, de un rey falso, un ronin o un demonio, todos presentan características paródicas.

Con la llegada de Dragon Ball Z, el reto de Akira Toriyama era mantener contentos a sus editores, que disfrutaron los trazos inteligentes y atrevidos de las primeras historias de Goku, pero claro que les gustó mucho más los yenes que ingresaban con las peleas de la última parte de su juventud.

Akira Toriyama tuvo que cambiar todo su estilo para complacer editores | Fuente: Shueisha

La fórmula de Akira Toriyama tenía que cambiar y así fue. Comenzó con Raditz, un saiyajin salvaje que de inmediato se posicionó como uno de los más brutales personajes que se tengan memoria en este manga. Sin embargo, esta era solo la punta de lo que estaba por hacer.

Después de esto, vinieron Vegeta y Nappa, que de hecho contradecían las primeras intenciones de Akira Toriyama. El villano pelón y torpe, con el malhechor chaparro y poderoso es un tropo cómico tan utilizado que los has visto hasta en Hannah Barbera de manera insistente y hastiante.

Pero aunque parecía esto un paso atrás, en realidad solo vivían bajo la forma de minions del verdadero mal por venir: El Emperador Freezer. Este era un tirano que vivía sentado en una silla, dominando todo desde la comodidad de saberse superior a todos.

Freezer ha vuelto con muchas transformaciones y nuevos estilos | Fuente: Koi Nya

No hacía falta que se moviera, siquiera que tomara seriamente a alguien a menos de que lo ameritara. Aquello que eran amenazas para todos los demás, para Freezer era sencillamente un juego. Con un solo rayo de su dedo podía destruir un planeta entero.

La vieja fórmula de Akira Toriyama sirvió para poder confrontar a su héroe en un camino en el que tendría que vencer no solo a un gran villano, sino a todos sus enemigos paródicos pasados. Durante esta saga, Akira Toriyama marcó la pauta de cómo serían sus futuros villanos y ahí fue también donde se equivocó.

El paradigma de Freezer

Construir un villano como Freezer le supuso varios problemas a Dragon Ball como saga. La primera de ellas siguieron siendo sus editores. Mientras más popular se volvía Dragon Ball Z más genérico y repetitivo era. Akira Toriyama perdió su alma y con el tiempo se notó, a pesar de su rebeldía en el arco de los androides.

Justamente, ese arco fue el que se desprendió de la fórmula de Freezer, dejándonos ver a unos minions serios, que aborrecían a su creador y estaban por levantarse en rebelión para vivir en libertad. Algo que consiguió muchísimas cosas a nivel narrativo, como darle peso real a sus personajes secundarios y, al mismo tiempo, regalarnos una de las mejores escenas que un deuteragonista nos ha dejado con la redención y la derrota de Vegeta.

Sin embargo, todos estos villanos se sentían tan cercanos y tan humanos que era sencillo empatizar con ellos. Los hizo formar parte de un complejo proceso de desarrollo que después se esfumó en los zapatos de Cell, otro refrito de Freezer que demostró lo gastado de la fórmula.

Esta solo funciona en Freezer porque es al primero que se lo vimos y en el único que se siente genuino y esa es la razón de por qué tenemos todo el tiempo que regresar a él, como un recordatorio de que el mal perpetuo no se esconde detrás de aquellos a los que Goku llamó contrincantes, sino aquél al que Kakaroto realmente odió.

***

No te pierdas el mejor contenido de Código Espagueti en YouTube.

ANUNCIO