Avatar: Chica crea un increíble cosplay de Ty Lee demostrando su gran habilidad gimnasta

¡Chica de circo es un gran halago!
Una chica de circo | Foto: Nickelodeon

Ty Lee es una de las chicas más poderosas de la Nación del Fuego en Avatar: La Leyenda de Aang. Es hija de un noble, por lo que pudo estudiar en la Royal Fire Academy for Girls con la princesa Azula y Mai.

Ella es particularmente diferente de las otras chicas de la Nación del Fuego, ya que siempre parece feliz y de buen humor. Ty Lee renunció a sus deberes en la nobleza y se unió al Circo de la Nación del Fuego para mostrar sus talentos acrobáticos, ya que encontró esta vida mucho más interesante.

¡Qué habilidad! | Foto: supersailorvirgo

Sus poderes y habilidades de lucha con su combate cuerpo a cuerpo, ya que es experta en artes marciales, con una técnica especial: ataca ciertos puntos de presión para inmovilizar a su oponente hasta tal punto que sus fuerzas de elemento de control también quedan bloqueadas. Su compasión y gran fuerza han inspirado a varios cosplayers a recrearla, como Elle, quien muestra algunas de sus habilidades como acróbata.

Ty Lee es de temerse | Foto: supersailorvirgo

La cosplayer recrea el disfraz de Ty Lee de una manera extraordinaria con mucha ilusión, con el rosa y por supuesto los tonos rojos predominando. Elle también muestra su talento para la flexibilidad en ambas fotografías que ha presentado en su perfil de Instagram.

La ubicación exterior fue bastante exitosa ya que hay varias estructuras arquitectónicas con un toque oriental que ayudan a la cosplayer a hacer a Ty Lee más realista. Sin duda, esta chica logró plasmar la esencia de este personaje.

Esta cosplayer tiene la virtud de tener habilidades de gimnasia impresionantes por lo que le ha dado vida a personajes que en su concepción original tiene esta gran habilidad, como Catwoman o inclusive Spider-Gwen.

¿Cuál crees que es la mayor virtud de Ty Lee?

***

Acompáñanos a ver esta triste historia y descubre por que creemos que Naruto, el Naruto que todos amamos, sí, ese mismo, arruinó el shonen para siempre.

ANUNCIO