Los dispositivos trabajarán con un nuevo sistema operativo basado en inteligencia artificial.

Andy Rubin, uno de los confundadores del proyecto original de Android y su principal impulsor, salió de Google en el 2014 para enfocarse en proyectos de negocios personales, sobre todo una incubadora de startups. Rubin era una de las figuras más importantes al interior de la compañía de Mountain View, sin embargo, desde hace tiempo había comenzado a dedicar su tiempo a otros proyectos.

Finalmente, después de un par de años de estar lejos de los reflectores, Andy Rubin anunció su regreso al mundo tecnológico en una de las ramas más competidas: el mercado de los smartphones. De acuerdo con Bloomberg, Rubin reclutó a 40 ingenieros y diseñadores de Apple y Google, para desarrollar un nuevo smartphone de gama alta.

La nueva compañía de Rubin llevará el nombre de Essential, y además de teléfonos, también desarrollará tablets, accesorios, gadgets “inteligentes”, y, lo más interesante, software para teléfonos móviles. En otras palabras, los teléfonos de la empresa también tendrán un sistema operativo propio, pero con la gran diferencia de que el sistema se basa en una plataforma de inteligencia artificial.

Rubin estuvo presente en el CES 2017, donde mantuvo reuniones de negocios con diversos directivos de compañías tecnológicas, a quienes mostró en secreto el primer prototipo de su smartphone. Las filtraciones indican que el primer teléfono de la marca Essential tiene un diseño espectacular con acabados premium (metal y cerámica), una pantalla sin bordes que abarca todo la parte frontal, además de una propia versión del 3D Touch de Apple y un sistema modular (similar al Moto Z de Lenovo).

Si los rumores son ciertos, el primer dispositivo de la marca Essential llegará al mercado durante la segunda mitad del año y su precio rondará los 650 dólares. ¿El nuevo sistema operativo podrá competir con iOS y Android? ¿Tendrá la misma suerte que Windows Phone? Sólo el tiempo lo dirá.

fuente Bloomberg

temas