Este lanzamiento no sólo podría definir el futuro financiero de la empresa, también representaría uno de sus mayores logros. 

Como los campeones, SpaceX está de vuelta. Luego de que hace cuatro meses un cohete les explotara durante una prueba, la empresa aeroespacial de Elon Musk tiene todo listo para enviar al espacio el día de mañana una nave con 10 satélites pertenecientes a Iridium, una empresa de telecomunicaciones. SpaceX espera lanzar el proyectil y traerlo de regreso a tierra sin un solo rasguño.

Como es normal, todo el mundo está nervioso, sobre todo teniendo tan fresco el trágico espectáculo de septiembre pasado cuando a mitad de una revisión de motores la nave inconvenientemente comenzó a echar humo, para luego quedar cubierta por completo en llamas. La presión, entonces, es bárbara, y a ella no ha ayudado el reportaje de The Wall Street Jorunal en el que se afirma que SpaceX ha sufrido una pérdida anual de 260 millones de dólares desde 2015. El camino hacia el espacio, ahora lo sabemos, está lleno de amarguras.

Sin embargo, si todo sale bien, la empresa puede ver algo de luz al final del túnel, afianzando los ambiciosos planes que tienen para el futuro. SpaceX asegura que su Falcon Heavy quedará finalmente listo este año, y, si nada se quema el día de mañana, existen rumores de que la compañía intentará aterrizar los núcleos de los tres cohetes apenas despeguen. A esto hay que agregar los planes de la empresa por fundar una colonia en Marte, pero vamos paso a pasito.

(Actualización)

El lanzamiento del Falcon 9 del pasado sábado fue un éxito. Space X logró poner en órbita el cohete, colocar los 10 satélites de Iridium y regresar a la base sin un sólo rasguño. Elon Musk publicó un día después en su cuenta de Twitter una foto del despegue del Falcon 9 que sólo decía: “despegar”.

Aquí el video del viaje:

vía The Verge

fuente Space X

temas