Andy Rubin, el creador de Android, abandonó su puesto al frente del sistema operativo hace unos meses para iniciar una nueva carrera en Google. Hasta ahora no se sabía cual sería el plan en el que trabajaba, pero de acuerdo con The New York Times, hoy conocemos que Rubin lidera el proyecto Moonshot.

La iniciativa tiene como objetivo investigar las posibilidades de las funciones de los robots en la industria. Y es que en primera instancia, estos androides no estarán destinados para su uso doméstico, sino que se fabricarán con especificaciones orientadas a que se incorporen a la actividad industrial de gran escala, de manera que sirvan para aumentar la automatización en la línea de montado.

El proyecto de Google busca dar un salto tecnológico con respecto al uso de robots, para llevar a buen puerto estas ideas la empresa ha adquirido en los últimos seis meses siete compañías de tecnología relacionada con la robótica, entre ellas Schaft, fabricante japonés de humanoides, o Industrial Perception, especializada en visión robótica. Referente al panorama de la robótica en el futuro cercano, Rubin declaró:

 “Hay una importante visión de futuro en este terreno, en un periodo de aquí a diez años se observará un panorama robotizado.”

Se especula que parte del proyecto Moonshot es fabricar un robot humanoide capaz de moverse, alcanzar y agarrar objetos que pueda reemplazar a muchos trabajadores. El fundador de Google, Larry Page, ha apoyado el proyecto de Rubin en su perfil de Google+:

“Estoy entusiasmado con el próximo proyecto de Andy Rubin. Su última hazaña, Android, empezó como una idea loca y acabó poniendo una supercomputadora en cientos de millones de bolsillos. Todavía es muy pronto, pero no puedo esperar para ver el progreso”

vía CNET News

fuente The New York Times

temas