Si bien es cierto que la tecnología le ha permitido a las ciudades ahorrar importantes cantidades de dinero en iluminación (las luces con sensores de movimiento son un ejemplo), una compañía inglesa ha desarrollado un sistema que promete una forma más eficiente de hacerlo.

Se trata de Starpath, un líquido que cuenta con partículas microscópicas capaces de absorber los rayos UV del Sol, para después liberar esa energía y brillar en la oscuridad. Al rociar de esta sustancia los caminos peatonales o las ciclovías, se deja un recubrimiento que durante la noche ofrece luz suficiente para andar y no perder de vista el camino.

Starpath-02

Pro-Teq es la empresa responsable de este desarrollo, con el cual espera atraer la atención de los ayuntamientos ya que aseguran, es posible reducir costos considerables. Y es que a pesar de que esto no sustituirá a la iluminación de grandes calles y avenidas, sí podría representar una buena alternativa a las luces de algunos caminos peatonales. Además, gracias a que es posible usar Starpath en forma de aerosol, también sería una solución interesante para las zonas rurales en donde el alumbrado público no tiene una cobertura tan amplia.

La gente de Pro-Teq ya ha probado su tecnología en la ciudad de Cambridge, donde se logró cubrir con Starpath una zona de 150 metros cuadrados en menos de 4 horas. De aplicarse a una mayor escala, este desarrollo podría reducir las facturas que pagan los gobiernos, además de ofrecer una solución más ecológica.

fuente Pro-Teq

temas