El conductor alegaba que no trataba de viajar en el tiempo.

El chiste se cuenta solo. Un hombre viaja a bordo de su DeLorean clásico por una carretera en el Reino Unido, y es detenido por la policía al romper los límites de velocidad permitidos.

Nigel Mills, de 55 años de edad, viajaba el domingo por la mañana hacia el trabajo a 88 mph (Alrededor de 144 kilómetros por hora), cuando un policía con radar detectó la falta, lo detuvo y lo infraccionó. Cuando se le preguntó la razón de su velocidad, Mills negó rotundamente que estuviera tratando de viajar en el tiempo.

nigel_mills

“Puedo decir sinceramente que no estaba tratando de viajar en el tiempo. Fue a las 11 horas el domingo y el camino estaba completamente despejado… sólo estaba tratando de probar la velocidad máxima” afirmó Mills, quien saca a pasear su DeLorean un par de veces al año.

“Soy un fan del coche. Mi familia y yo disfrutamos mucho de las películas de Volver al Futuro… Cuando salgo y la gente reconoce el coche, reducen su velocidad y toman fotos o tratan de filmarlo desde sus ventanas”, dijo.

Mills apeló la multa ante un juez de Chelmsford y este revocó la sentencia. ¿La razón? Los patrulleros que lo multaron no se presentaron al juicio. ¿Será que hay un condensador de flujo escondido en alguna parte de este DeLorean y Nigel Mills lo usó para viajar en el tiempo y desaparecer a los oficiales que lo detuvieron en venganza de lo ocurrido? Es una posibilidad amigos, es una posibilidad.

fuente The Guardian

temas