Tras las calamidades que presenta la batería del Galaxy Note 7, el gobierno estadounidense ha tomado medidas contundentes.

Samsung es la marca más utilizada en el país del norte, sólo detrás de Apple. Tras los problemas que la batería del gadget ha presentado en días pasados, la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo (CPSC) ha tomado medidas legales en el asunto y el día de hoy anunció la retirada formal de Galaxy Note 7 en colaboración con Samsung.

En días anteriores habíamos dado a conocer la noticia de que Samsung ya había encontrado el remedio para sus males, sin embargo a pesar de que la marca pidió a sus usuarios abstenerse de utilizar el teléfono y devolverlo voluntariamente para que éste fuera remplazado, no es suficiente para la CPSC

 

Según Gizmodo, a difrenencia de España y México donde todo el asunto de las devoluciones se ha venido desenvolviendo con  tranquilidad, en el país vecino ha sido todo un caos, de ahí esta regulación. Lo más complicado de todo es que si el consumidor lo desea, el Note 7 le será remplazado por otro, pero sólo bajo la aprobación de la CPSC.  En general, Samsung retirará cerca de un millón de smartphones a nivel mundial. No queremos pensar en los costos de esta transacción.

vía Gizmodo

fuente Saferproducts

temas