¿Qué tan negro puede ser el negro? Esa es la pregunta que una compañía británica ha intentado responder al crear el material más oscuro que se conoce hasta ahora.

Científicos de Surrey NanoSystems han concebido lo que se conoce como Vantablack, un compuesto por una malla de nanotubos de carbono, que son 10 mil veces más pequeños que un cabello humano. Los nanotubos son tan diminutos que este nuevo material sólo refleja el 0.035% de la luz, por lo que prácticamente se ve como un hueco sobre la superficie.

La compañía ha publicado la foto de un pedazo de Vantablack, el cual no muestra relieves ni bordes en su parte superior, a pesar de que en realidad sí los tiene. Esto se debe justo a un efecto óptico que produce el material al absorber la luz en los espacios del tejido de nanotubos.

Vantablack
Así se ve un fragmento de Vantablack

En cuanto a sus aplicaciones, Surrey NanoSystems señala que el Vantablack podría servir para mejorar la calibración de los sistemas fotográficos y sensores que tienen los telescopios. Además, también se menciona su utilización con fines militares, aunque en un inicio el costo del material sería muy elevado como para pensar en un uso masivo.

“Ahora estamos aumentando la producción para satisfacer las necesidades de nuestros primeros clientes en la industria de defensa e investigación espacial. Nuestra estrategia incluye tanto la prestación de un servicio de recubrimiento desde nuestras propias instalaciones de Reino Unido, y la formación de acuerdos de transferencia de tecnología con varios socios internacionales”, señala Ben Jensen, Director de Tecnología en Surrey NanoSystems.

Si alguna vez se preguntaron cómo se vería un hoyo negro, tal vez esto sea lo más parecido que podamos ver en la Tierra. Un buen día para los amantes de la ciencia –y la música gótica– en el mundo.

* Foto de portada: Pedro Ribeiro Simões

vía Gizmodo

fuente Surrey NanoSystems

temas