Estos últimos seis meses realmente han puesto a prueba nuestra capacidad de indignación y nuestra paranoia. Y a pesar de la gravedad de la información revelada hasta hoy en torno al espionaje en internet, esto no ha terminado. The Guardian reveló un programa masivo de captación de datos a través del servicio de webcam de Yahoo por parte del gobierno del Reino Unido. El programa es tan grande, que captó las comunicaciones por video de 1.8 millones de usuarios en tan solo 6 meses.

En efecto, la Goverment Communications Headquarters (Oficina Central de Comunicaciones Gubernamentales, GCHQ), una especie de equivalente británico de la NSA, obtuvo los datos de la cámara de miles de usuarios de Yahoo. En los documentos publicados por The Guardian se revela que el programa recogía datos de manera aleatoria con el fin de identificar criminales o “futuros criminales”.

El programa se llama Optic Nerve, y en tan solo seis meses de 2008 recogió video de alrededor de 1.8 millones de usuarios de Yahoo. Aunque los documentos únicamente revelan datos de 2008 a 2010, se sabe que permaneció activo al menos hasta el 2012. El programa estaba relacionado con los registros fotográficos de la policía, por lo que pretendía correr un software de reconocimiento facial para monitorear a personas que habían sido arrestadas. No obstante, miles de resultados se referían a sujetos inocentes, pues recogía datos de rostros o nombres similares.

cerradura

Yahoo ha reaccionado de manera enérgica e inmediata. Un vocero de la compañía declaró a The Guardian que se encuentran indignados por las actividades de la GCHQ y el programa Open Nerve. De acuerdo a sus propias palabras:

“No estábamos al tanto y no aprobamos esta actividad. Este reporte, si resulta verdadero, representa un nuevo nivel de violación a la privacidad de los usuarios, y es completamente inaceptable […] Nosotros estamos comprometidos con la confianza y la seguridad de los usuarios, y continuamos nuestros esfuerzos para expandir la encriptación a todos nuestros servicios.”

Uno de los documentos publicados revela una cara especialmente perversa del la GCHQ. Muchas de las imágenes interceptadas estaban relacionadas con actividades sexuales. La minuciosidad del documento en este sentido es perturbadora, pues asegura que muchas personas usan el servicio de Yahoo para transmitir imágenes sexualmente implícitas. Según el documento:

“Desafortunadamente… aparece un sorprendente número de gente que usa conversaciones por webcam para mostrar partes privadas de su cuerpo a otra persona. Además, el hecho de que el software de Yahoo permita que más de una persona reciba la señal de la webcam sin que necesariamente envíe sus propias imágenes resulta útil algunas veces para mostrar pornografía”

El espionaje a través de la webcam sencillamente es inaceptable, pero estos informes acerca de cómo la gente tiene sexo simplemente parecen cosa de dementes. El documento en cuestión sugiere un espionaje obsesivo incluso en torno a las actividades sexuales de los ciudadanos británicos. La GCHQ muestra un vouyerismo enfermizo, una vocación de espionaje que va más allá de lo inquietante. La recolección y análisis de las actividades sexuales de los usuarios quizá muestra la cara más terrible de todo esto: no se trata de la seguridad, se trata del control.

vía Alt1040

fuente The Guardian

temas