El producto busca volverse una realidad a través de una campaña de crowdfunding.

Flow Hive es un invento diseñado por Stuart Anderson y su hijo Cedar, dos amantes de las abejas que buscan el apoyo de otros entusiastas de la apicultura a través de una campaña de fondeo. El proyecto consiste en una nueva forma de organizar la colmena de las abejas que promete eliminar los aspectos más laboriosos de la recolección, gracias a un sistema en el que sólo hace falta abrir un grifo para obtener miel fresca.

El diseño de Anderson consiste en prediseñar los paneles de las abejas –aunque no completamente–, con la intención de que los antófilos terminen de dar forma a los paneles, los cuales están conectados a unos tubos que conectan a la miel con el grifo. Una vez que se ha extraído la miel, las abejas repetirán automáticamente e instintivamente el proceso para volver a completar los paneles sin nunca tener contacto con los humanos, llevando a cabo todo el proceso de una manera natural y mucho menos invasiva para los insectos.

miel4

En tan sólo unas horas de estar en Indiegogo, el proyecto superó su meta inicial de 70,000 dólares y alcanzando casi los 2 millones de dólares, con más de 40 días por delante en su campaña de recaudación de fondos.

Si bien, por lo menos en este momento, es difícil que el diseño de Flow Hive pueda usarse en una escala muy grande, será la delicia de los apicultores a pequeña escala. Si están interesados en adquirir uno de estos diseños deben de saber que el precio básico de un kit para armar uno de estos panales es de 60 dólares, aunque existen diferentes tamaños de paneles que proporcionan mayor miel por un costo más elevado.

fuente Honey Flow

temas