Primeras Impresiones: Windbound — Cómo sería Zelda si fuera un survival

Primeras Impresiones: Windbound para PC es una atractiva propuesta de survival que nos recuerda mucho a Zelda, pero es mucho más que una copia
(Imagen: 5 Live Studios)

Apenas empecé a jugar Windbound, no pudo evitar pensar en The Legend of Zelda: Breath of the Wild. Los colores y la apariencia del juego de 5 Live Studios son muy similares al juego de Nintendo, pero, ¿Windobound es más que una copia de Zelda?

También te recomendamos: Cómo desbloquear el easter egg del ritual satánico en COD: Modern Warfare

Windbound: sobrevivir con lo mínimo

Tras naufragar en una isla inexplorada, tenemos que explorar el territorio, adaptarnos y navegar por los mares peligrosos y así mantenernos con vida.

Jugamos como Kara, una guerrera, atrapada en el mar en una tormenta feroz, a la deriva de tu tribu. Kara navegaba en su bote cuando queda a merced de las turbulentas aguas, por lo que es arrojada a las orillas de Forbidden Islands —las Islas Prohibidas—, un paraíso misterioso.

(Imagen: 5 Live Studios)

Sin bote, sin comida ni herramientas, sólo con la voluntad y la habilidad para sobrevivir, Kara descubre los ricos recursos de esta hermosa isla. Crea herramientas y armas para cazar y defenderte de la naturaleza misma con sus criaturas salvajes y fantásticas.

Mientras exploramos más islas y las ruinas esparcidas por sus tierras, se revelan secretos del pasado y tenemos vistazos del futuro. Así que nuestro objetivo es desentrañar el misterio detrás de todos ellos y así tratar de descubrir algo más que el camino de regreso a casa.

Un día a la vez

Cada día es un ciclo de caza, recolección, artesanía y navegación a medida que comenzamos a explorar las aguas de Windbound. Es un mundo abierto donde, en lugar de una gran masa de tierra, hay muchas islas pequeñas las que explorar, por lo que actualizar su barco es vital para nuestros labores de reconocimiento. Una vez que hayamos recolectado todos los recursos de una isla, desaparecerán para siempre, por lo que tendremos que ir de isla en isla para sobrevivir. Es decir, en vez de quedarnos en una sola isla para aumentar los recurso —siendo agricultores, por ejemplo— tenemos que estar en constante movimiento.

Podría sonar tedioso, pero no lo es. Cada isla en Windbound es diferente, por lo que no repetiremos la misma experiencia. Es decir, una nueva isla nunca será igual a la anterior. También tenemos que estar pendientes de nuestra dieta. Porque si no comemos bien, nuestra barra de energía no se llenará lo suficiente para que podamos hacer todo el esfuerzo físico que implica la supervivencia.

(Imagen: 5 Live Studios)

Además, tenemos que navegar y para ello asegurarnos que nuestro bote tiene que estar listo. Y eso es otro reto.

Porque tenemos que construir nuestro bote desde cero, combinando varias partes, como varios cascos y tipos de velas. Una vez listo, tenemos que tomar en cuenta la dirección del viento, estar pendientes de la fuerza del oleaje y tratar de evitar que una tormenta destruya nuestro nuestra embarcación. Luchar contra el flujo y reflujo del agua, mientras se mantiene el equilibrio, se vuelve en algo complejo.

Contra la naturaleza

No sólo tenemos que construir un barco, en Windobound también podemos fabricar armas, herramientas y mejor ropa para Kara. Los únicos “enemigos” a los que haremos frente son los residentes naturales de las islas, es decir, animales como los jabalíes. Y nos son criaturas a las que podamos subestimar. Un error de juicio puede costarnos caro.

(Imagen: 5 Live Studios)

En Windbound el flujo de la batalla es mejor que la mayoría de los juegos en el género de supervivencia. Hay una función que nos permite fijar al objetivo. Podemos usar una amplia variedad de armas, que van desde el cuchillo con el que empezamos nuestra aventura hasta lanzas, hondas y arcos.

El juego nos da la capacidad de poder esquivar ataques con marometas y ser sigiloso cuando nos agachamos y así poder escapar. El ritmo de las luchas es rápido y con la sensación de suspensión en el aire, algo que ayuda a que se sienta fluido y cómodo.

Windbound es una fórmula interesante, porque se siente como una combinación de juegos de aventuras y supervivencia. La historia sigue siendo un misterio, pero sin duda, este primer contacto no hace querer jugar más y saber que nos tienen deparado las Forbbiden Islands.