Sony asegura que PS5 no va a escuchar ni grabar las conversaciones

La función para grabar chats de voz estará disponible para usuarios de PS5 que quieran levantar un reporte.
(Foto: Sony)

Esta semana llegó la actualización 8.0 de PS4. Además de algunos posibles problemas para la consola, esta incluyó un mensaje de Sony sobre la grabación de conversaciones en el chat de voz que también incluye a PS5.

“Por favor toma en cuenta que los chats de voz en grupo pueden ser grabados y enviados a nosotros por parte de otros usuarios. Si participas en un chat de voz, estás de acuerdo en que tu voz sea grabada. Estas grabaciones solo se usarán con propósitos de seguridad y moderación de PlayStation Safety”.

Después de eso, Sony aclaró que su mensaje sobre la versión 8.0 y la grabación de conversaciones aplicaría exclusivamente en PS5 a partir de su lanzamiento el 12 de noviembre. Como los usuarios de PS4 y PS5 van a poder interactuar en los mismos chats, esta advertencia también incluye a la PS4. Solamente los usuarios de PS5 podrán enviar reportes de abuso y/o acoso acompañados de grabaciones de audio.

Sony

En un post en el blog de PlayStation, la vicepresidenta de global consumer experience de Sony Interactive Entertainment, Catherine Jansen, explicó cómo está el asunto de la grabación:

“Si un jugador de PS5 necesita enviar un reporte de acoso, podrán incluir un clip de 40 segundos de un chat de voz. 20 segundos de la conversación principal con otro jugador, más 10 segundos adicionales antes y después de la selección de la conversación. Solo los últimos cinco minutos de un chat de voz estarán disponibles para que un jugador los pueda usar como parte de la función de reporte”.

Esta opción va a ser parte de PS5 y no habrá manera de desactivarla. Sin embargo, Jansen hizo énfasis en que la consola no podrá monitorear o escuchar las conversaciones de forma activa, nunca, y esa característica estará reservada para quien haga una denuncia de conductas abusivas: discurso de odio, amenazas, bullying, acoso, incitación a autolesionarse, ser vulgar u ofensivo, entre otras.